Los votantes del PP no son los únicos que se han visto seducidos por Vox. Cargos populares, sobre todo alcaldes y concejales, han mostrado, en público y en privado, su disposición a abandonar el partido de toda su vida para presentarse a las elecciones bajo las siglas de la formación que preside por Santiago Abascal.

Así lo cuentan al Confidencial Digital altos cargos de Vox, que reconocen que, desde principios de año, “muchos cargos locales del PP han llamado a nuestra puerta”. Una tendencia que, afirman, “probablemente irá a más” según vayan cerrando los populares sus listas a municipales y autonómicas y algunos se queden fuera.

El hecho de que el PP ya tenga nombrados a todos sus candidatos, y de que Vox esperará hasta finales de marzo para confeccionar sus listas, provocará que “muchos concejales del PP que vean peligrar su cargo, o alcaldes a los que no hayan escogido para la reelección, traten de tener un hueco aquí”.

“No queremos tránsfugas”

Desde la ejecutiva que preside Santiago Abascal, sin embargo, lanzan un mensaje a todos los populares que se planteen pasarse a Vox: “Lo sentimos, pero no queremos tránsfugas. Estamos encantados con que les interese nuestro proyecto y nos voten, pero nuestra intención es no incorporar a ex concejales del PP”.

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD insisten en que en Vox es “más la importante la marca que el candidato”. Y, por tanto, afirman, “no necesitamos a políticos profesionales que den saltos de un partido a otro, sino a gente que quiera cambiar las cosas”.

La experiencia de Ciudadanos

Desde Vox comparan esta situación con la vivida hace cuatro años por Ciudadanos, cuando también dirigentes y cargos locales del PP optaron por pasarse al partido naranja con el fin de “asegurarse mantenerse en sus ayuntamientos”.

Albert Rivera, muy interesado entonces en presentar candidaturas en “todos los sitios posibles”, aceptó a esos “tránsfugas”. Pero, según la información de que dispone la ejecutiva de Santiago Abascal, “el experimento no les salió nada bien”.

Los dirigentes de Vox contactados por este diario explican que tienen datos que apuntan que “entre el 20 y el 30 por ciento de los concejales del PP que se pasaron a Ciudadanos acabaron abandonando después el Grupo Popular en ayuntamientos de toda España, pero se quedaron con el acta como no adscritos”.

Esos movimientos han provocado, recuerdan en Vox, que se produjeran cambios de gobierno en muchos municipios, y que Ciudadanos haya perdido parte de credibilidad en esas localidades. 

Por ese motivo, afirman, “preferimos no llegar al último pueblo de España, antes de tener que fichar gente de otros partidos. Nosotros tenemos personas muy válidas para integrar las listas, y vamos a apostar por los nuestros”.

“Puerta cerrada” para Bauzá

Esta posición de Vox, explican las mismas fuentes, “vale para las municipales y para autonómicas”. Por tanto, al menos sobre el papel, el ex presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, que la semana pasada se dio de baja del PP, no tendría opciones de pasarse al partido de Santiago Abascal.

Preguntados a este respecto, los dirigentes de Vox consultados explican: “Él ha dicho que nadie le ha cerrado la puerta, porque no nos ha llamado; habría que responderle que nosotros tampoco le hemos abierto las puertas del partido”.



Source link

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies