La líder alemana atribuyó los temblores a un supuesto problema de deshidratación. “Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban”, asegura la canciller alemana.



Source link

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies