Eurovisión ha sido siempre un ejercicio de mal gusto, pero la edición de este año lleva las cosas al extremo. Si queremos disfrutar del festival de la canción kitsch, que tendrá lugar del 14 al 18 de mayo en Tel Aviv, Israel, tenemos entonces que ignorar el sangriento contexto político que lo rodea. Desde luego, Israel se muestra tan decidido a mantener Eurovisión aparte de la política que impedirá la entrada en el país a todo aquel de quien afirme que pueda perturbar el espectáculo.



Source link

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies