Este jueves se vota en el Congreso la propuesta de reforma del CGPJ presentada por el PP junto con otras medidas sobre la Administración de Justicia propuestas por Ciudadanos.

Sólo estos dos partidos apoyan esta enmienda a la ley del poder judicial, con lo que todas las previsiones conducen a un fracaso en la votación de la Cámara Baja.

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital, el propio PP daba por hecho que se trataba de una propuesta “imposible”, presentada sin el suficiente consenso, especialmente con el PSOE, y por tanto, con escasas probabilidades de salir adelante.

Así lo ha podido saber ECD por boca de altos cargos del partido. El argumento que dan los ‘populares’ para presentar esta enmienda es que responde a una estrategia de fondo.

Marchena y el whatsapp de Cosidó

Las fuentes consultadas por este confidencial explican que tras la crisis provocada por el pacto PPPSOE para la renovación del CGPJ, “había que hacer algo”.

Se refieren en concreto al mensaje que envió el senador Ignacio Cosidó a sus compañeros del PP en la Cámara Alta tras el anuncio del acuerdo para el Consejo.

“Con la presidencia de Marchena, controlaremos la Sala Segunda desde detrás”, rezaba el texto, que provocó una multitud de reacciones en contra tanto de políticos como de jueces de toda España.

La polémica terminó con la renuncia de Marchena a presidir el Supremo y el CGPJ. En cuestión de días, el PP y el PSOE abandonaron el pacto. La renovación saltó por los aires y el 4 de diciembre, día que expiraba el mandato, los vocales comenzaron a ejercer en funciones, hasta hoy.

“Había que hacer algo”

Ante esta situación, se improvisó un plan de contingencia en Génova para “lavar la imagen” de cara a los electores.

Pese a que los ‘populares’ llevaban negociando durante meses los vocales del CGPJ, cambiaron el rumbo y decidieron proponer una reforma de la ley del poder judicial.

Se trataba de volver a la situación previa a 1985; es decir, que doce de los veinte vocales fueran elegidos directamente por los jueces mediante unas elecciones internas.

Las fuentes consultadas admiten que se hizo de manera “improvisada” para “salvar los muebles” tras la mala imagen que se había transmitido con la renuncia de Marchena y el whatsapp de Cosidó.

También admiten que desde un primer momento no tuvieron “ninguna esperanza” de que prosperara, ya que no contaban con el apoyo de ningún otro partido.

Sólo Ciudadanos se avino a votar a favor la semana pasada, después de que los ‘populares’ admitieran incluir en la enmienda un paquete de reformas para la Administración de Justicia exigido por el partido naranja.

Pese a ello, los dos partidos no suman mayoría absoluta en el Congreso, necesaria para modificar una ley orgánica como la del poder judicial.

Cuando la propuesta fracase, el PP no sólo no se llevará una sorpresa. El resultado será el que esperaban, tal y como estaba establecido en el guión.



Source link

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies