Velas en recuerdo de Julen en Totalán, Málaga.

El dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde murió el pequeño Julen al caer en un pozo ilegal de 71 metros de profundidad ha recurrido la decisión de la jueza de no investigar la piqueta utilizada durante las primeras horas del rescate y que, según la defensa del único investigado en el caso, causó la muerte del pequeño por golpearle en la cabeza.

La jueza consideró la semana pasada que las pruebas solicitadas por los abogados de David Serrano no son pertinentes y rechazó el informe realizado por un arquitecto por creer que se trata de la opinión de un profesional.

Los abogados de Lawbird Services rechazan estos argumentos y piden que se admitan esas pruebas para no colocar a su cliente en una situación de “clara desventaja”, según ha publicado este martes Diario Sur.

Este martes ha declarado como testigo el pocero y su ayudante, así como la persona que realizó la zanja junto al talud que limita con el agujero. Este miércoles será el turno de guardias civiles y del coordinador del rescate, el ingeniero Ángel García Vidal.

QUERRÁ VER ESTO

El excursionista que auxilió a los padres de Julen: “Le dije a José que meter un tubo en el pozo iba a ser peligroso”.





Source link

La Dirección

La Dirección

Editor, emprendedor, inconformista...
La vida es eso que pasa mientras haces planes de futuro
La Dirección

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies