Álvaro Nadal y Soraya Sáenz de Santamaría

Buena parte de los que fueron ministros “sorayistas” de la anterior legislatura se darán cita hoy en un acto en Madrid en torno a Álvaro Nadal. El ex ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital no ha estado ocioso desde que el PP fue desalojado del poder por la moción de censura de Pedro Sánchez el pasado mes de junio. Este tiempo le ha servido para como consejero económico y comercial jefe en Londres y culminar su libro “Lo que no son cuentas son cuentos. Relatos sobre los éxitos, fracasos, fortalezas y debilidades de la economía española” (Editorial Deusto) que presenta este miércoles.

En la puesta de largo de su obra contará con la participación del ex jefe del Ejecutivo Mariano Rajoy, además de “compañeros de Gobierno, de la comisión general de SEyS y de la Universidad” del autor, según fuentes próximas a Nadal. Nada se dice de incluir a compañeros de partido.

Aunque no quieren adelantar nombres es fácil colegir que no faltarán en torno suyo y de Rajoy la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la ex ministra de Empleo Fátima Báñez; el ex titular de Educación y Cultura Íñigo Méndez de Vigo y el de Fomento, Íñigo de la Serna -a quien se propuso encabezar la lista del PP a la presidencia de Cantabria- así como el que fuera todopoderoso inquilino del Ministerio de Hacienda Cristóbal Montoro y muy probablemente, el último director de gabinete de Rajoy en Moncloa, José Luis Ayllón.

A todas luces una “cumbre” de los que representaron una de las dos “almas” en las que se dividieron los gobiernos de Rajoy. Una de ellas giró en torno a Sáenz de Santamaría, ahora fichada por el bufete Cuatrecasas. Un grupo compacto y unido en el Consejo de Ministros frente al que representó el titular de Exteriores en la primera legislatura de Rajoy, José Manuel García Margallo, que muy gráficamente se llamó el G-8 aunque su composición numérica varió conforme se introducían cambios en el gobierno.

Enfrentamiento con el G-8

En la segunda legislatura fue la ex titular de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la que capitaneó ese sector crítico contra la acumulación de poder de Santamaría, aunque no se puede decir que la castellanomanchega no tuviera una enorme jurisdicción y simultaneara varios cargos, lo que también fue motivo de críticas internas. Evidentemente, no está invitado a la presentación del libro ninguno de los ministros que se alinearon con Cospedal en aquellas primarias salvo que la invitación “haya podido llegar a secretaría y no la haya visto porque llevo una época bastante desordenada por los cambios”, confiesa uno de ellos con sarcasmo.

Y que la presentación del libro se celebre a tan sólo cinco días de las elecciones locales, autonómicas y europeas del próximo domingo añade más simbolismo a la foto de este miércoles al estar encabezada por la que aspiró a la presidencia del PP en las primarias y resultó derrotada en segunda vuelta, precisamente, por la aglutinación de voto a la contra del resto de los sectores del partido. En un momento en que el liderazgo de Pablo Casado flaquea tras la debacle electoral del 28 de abril y acuden al próximo domingo con más incertidumbres que certezas, hay muchos que se preguntan qué hubiera pasado con Santamaría al timón del PP.

En todo caso, de los que se darán cita hoy algunos han estado muy activos pidiendo el voto para el PP. Uno de ellos ha sido el propio Rajoy, que si bien ya participó en la campaña de las generales, ahora se ha prodigado más y su presencia ha resultado tanto o más llamativa por la desaparición en escena de José María Aznar, uno de los claros derrotados el 28-A. La otra es Báñez, la que hubiera ocupado la secretaría general del PP de haber ganado Santamaría la contienda congresual. La onubense se volcó en las anteriores elecciones y sigue de campaña recorriéndose lo mismo Zaragoza que Palencia o su tierra, Huelva. Báñez se despidió con un emotivo tuit del resto de los partidos, trabajadores de la Cámara y hasta medios de comunicación. En Génova hay quien quiso conservarla como uno de los grandes baluartes del PP.

De todo aquel grupo de “sorayistas” sólo continúa la actual vicesecretaria de Política Social dle PP, Cuca Gamarra. Es tal su integración en la nueva estructura de Casado, que su nombre suena con fuerza para ser la próximo portavoz parlamentaria de los populares en el Congreso de los Diputados.

 





Source link

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies