Esto de ver series hace ya tiempo que se nos fue de las manos, porque la oferta aumenta sin cesar pero nadie está haciendo nada por ampliar las veinticuatro horas del día. Solamente en el ámbito anglosajón se han rodado este año más de quinientas e incluso se han lanzado a la producción y emisión de series compañías que nunca hubiéramos imaginado que pudieran aportar algo en ese terreno, como YouTube, Amazon e incluso Facebook. Será cuestión de tiempo que se añada Desatranques Jaén. Ante semejante sobreabundancia ¿cómo escoger las que merecen la pena? A esa criba nos ponemos a continuación repasando lo más destacado que nos ha dejado 2018 y, como en ocasiones anteriores, nos centraremos exclusivamente en series que este año han tenido su primera temporada. Así que voten su favorita o añádanla en los comentarios.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

Heridas abiertas

Imagen de HBO.

—Niñas, tened cuidado porque puede venir un conductor borracho y atropellaros.

—O conductora, jefe. No sea usted machista.

Este diálogo resume el posicionamiento de Heridas abiertas: que las mujeres son capaces, literalmente, de todo. No debería extrañarnos cuando sabemos que la autora tanto del guion de la serie como de la novela en la que se basa es Gillian Flynn, a quien ya deberíamos conocer de Gone Girl. Encabezada por una Amy Adams en estado de gracia (para no variar), la serie nos mete la cabeza en un matriarcado opresivo y sudoroso que contamina desde los cimientos el pueblo en el que se desarrolla.

_______________________________________________________________________

Fuga en Dannemora

Imagen de Showtime.

En 2015 dos presos se fugaron de una cárcel del estado de Nueva York protagonizando una historia tan rocambolesca que era inevitable que se adaptara a la pantalla no ya una sino dos veces. Esta es la segunda, dirigida por Ben Stiller y encabezada por Paul Dano con quien ya estamos familiarizados por Pozos de ambición, Looper o esa maravilla no suficientemente recordada que es Prisoners—, Benicio del Toro y una irreconocible Patricia Arquette. Por su retrato de unos personajes nada glamurosos en una Norteamérica a ras de suelo, atrapados en una vida anodina hasta que la situación escapa por completo a su control, recuerda un poco a Fargo.

_______________________________________________________________________

The Terror

Imagen de AMC.

Más al norte, en un clima aún más duro y desangelado, tenemos este otro intento de fuga de una sobrevenida cárcel de hielo en la que se vio atrapada la expedición de Franklin a mediados del siglo XIX. La recreación logra ser muy fiel a los hechos —al menos a la parte que se conoce— y simultáneamente no desentona en ese realismo los toques de terror sobrenatural que se le añaden. Al fin y al cabo estamos acompañando a los protagonistas en su descenso a la locura, causada por la desesperación y por el progresivo envenenamiento que sufren debido a la contaminación de sus reservas de alimentos, así que lo que vemos es tal vez semejante a lo que ellos percibían… En resumen: grandes interpretaciones, magnífica puesta en escena y una historia que no podría haberse narrado mejor. Sobre esta serie pueden leer aquí un análisis más extenso y en este otro artículo el contexto de la época y de su empeño por explorar los límites del mundo.

_______________________________________________________________________

Cobra Kai

Imagen de YouTube.

El desenlace de Regreso al futuro siempre ha tenido para servidor un punto desasosegante al constatar que el esclavo no sueña con ser libre sino con ser amo. La respuesta al acoso escolar en la adolescencia es al parecer convertirse uno mismo en acosador, así que ese matoncillo que amargaba la vida del padre de Michael J. Fox pasa a ser en el presente alternativo un pobre lacayo de aquel aún en su edad adulta. Nos faltaba por tanto profundizar en el gran olvidado del cine americano: la víctima de la víctima del bullying. Como en aquella cinta vemos en esta serie a un hombre ya entrado en años que debe penar por aquel fugaz episodio de su juventud, y lo más extraordinario es lo bien que encaja todo al retomarlo tres décadas después. Como se señala en este artículo «Cobra Kai es un rarísimo ejemplo de cómo retomar personajes y situaciones de una película antigua sin desvirtuar ni mancillar el recuerdo». Además puede verse en YouTube, que es quien la produce.

_______________________________________________________________________

Altered Carbon

Imagen de Netflix.

La ciencia ficción de los últimos años se nos ha vuelto rematadamente platónica. La idea recurrente con la que juega en diversas narraciones es la de un alma que escapa de la caverna hacia el mundo de las ideas, que emigra de un cuerpo a otro, de un mundo digital a otro real o a la inversa; siempre planteándose si hay una esencia humana última más allá de la clonación, la inteligencia artificial o el avatar que adoptamos en un entorno virtual. De esto va esta serie, que ya por inspirarse en Blade Runner tiene la mitad del recorrido hecho aunque deje la impresión de que podía haber sido más.

_______________________________________________________________________

A Very English Scandal  

Imagen de BBC.

Quizá por querer repetir el éxito de Cuatro bodas y un funeral, Hugh Grant ha reincidido a lo largo de su carrera en ese mismo personaje titubeante, algo torpe socialmente, hasta extremos como el de Love Actually, donde debíamos creernos que un primer ministro se comportaba como un adolescente enamoradizo. Pues bien, aquí lo tenemos de nuevo encarnando a un político de Westminster pero en un registro completamente distinto y desde luego mucho más acertado. La serie la dirige Stephen Frears, está basada en un caso real en torno al líder del Partido Liberal de finales de los años setenta y, frente a lo que pueda parecer, tiene más de comedia que de drama. Más información aquí.

_______________________________________________________________________

Collateral

Imagen de Netflix.

Algo parecido puede decirse de Carey Mulligan, desde aquella chica de Drive algo lela —ideal para su protagonista, por otra parte— al personaje mucho más asentado que vemos aquí de detective con un oscuro pasado como saltadora con pértiga (bien ahí, eso no hay Philip Marlowe que lo iguale). La trama gira en torno al asesinato aparentemente sin motivo de un repartidor de pizzas en Londres, pero va desgranando elementos políticos como ocurre a menudo en tantas historias policíacas.

_______________________________________________________________________

Fariña

Imagen de Antena 3.

El libro de Nacho Carretero sobre los orígenes y desarrollo del narcotráfico gallego (ya reseñado aquí en su día) ha supuesto uno de los mayores éxitos editorales españoles de los últimos años, con hasta ahora diez ediciones, un polémico secuestro judicial a cuenta de algunas informaciones vertidas en él e, incluso, una adaptación a la pantalla en la que cada episodio relata un año de aquellos ochenta en los que las redes de contrabando de tabaco de la zona dieron el salto hacia la mercancía llegada de Colombia.

_______________________________________________________________________

The Haunting of Hill House

Imagen de Netflix.

En Danza macabra, el recorrido de Stephen King a través de todas las manifestaciones de la cultura popular en busca de lo más destacado que ha dado el género de terror, se definía a la novela de Shirley Jackson La Maldición de Hill House como la obra cumbre del ámbito sobrenatural de los últimos cien años, solo igualada por Otra vuelta de tuerca. Así que el material de partida era bueno, pero la adaptación no se ha limitado a cumplir, pues según aseguraba el mismo autor en su cuenta de Twitter esta serie es «casi la obra de un genio». Con semejantes credenciales nos ha llegado este año una serie (aquí reseñada) que sabe dosificar el canguelo a cada episodio en torno a una mansión donde lo que fuera que caminase allí dentro, caminaba solo.

_______________________________________________________________________

Castle Rock

Imagen de Hulu.

Aquí tenemos de nuevo a Stephen King, del que se han hecho más de sesenta adaptaciones cinematográficas (y hay al menos cuatro en fase de producción) y unas treinta en forma de series. De ellas esta ha sido la más reciente, inspirada en el universo imaginado por este autor. Para ser exactos, en la pequeña localidad que da nombre a la serie y que en su obra es el escenario ficticio de múltiples historias. El reto era lograr dotar de unidad a la trama más allá de que sea un agregado de referencias identificables y a juicio de muchos espectadores lo ha logrado.

_______________________________________________________________________

Homecoming

Imagen de Amazon.

Hasta hace unos años para un actor pasar de la televisión al cine era ascender de división. Ya no es el caso, como hemos podido ver en este breve repaso con quien que fue su pareja en Notting Hill y aquí con la propia Julia Roberts en una serie en torno a una conspiración militar estrenada en Amazon hace poco más de un mes. Cuenta con la inestimable virtud de que cada episodio dura media hora, así que seguirla se hace compatible con la vida.

_______________________________________________________________________

Note: There is a poll embedded within this post, please visit the site to participate in this post’s poll.

Imagen de AMC.



Source link

La Dirección

La Dirección

Editor, emprendedor, inconformista...
La vida es eso que pasa mientras haces planes de futuro
La Dirección

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies