SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) –

La portavoz adjunta del grupos parlamentario de Vox, Ángela Mulas, ha reprochado este lunes la actitud del Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, que “se ha permitido convertirse en una especie de comisario político de la izquierda” y ha ordenado que “todos los ayuntamientos le informen sobre el cumplimiento de la agenda izquierdista sobre su versión de la Memoria Histórica”.

En un audio difundido, Mulas ha calificado esto de “traición a la confianza que recibió del Parlamento que lo nombró”. “Pretende convertirse así en una especie de gendarme, vigilante del cumplimiento de los intereses de la izquierda radical”, ha asegurado.

En este mismo sentido, ha criticado “la pasividad” del Gobierno de PP-A y Ciudadanos (Cs) como “cobardía y una traición a la palabra dada y a todos los andaluces”.

Mulas ha advertido de que “la izquierda solo pretende mirar el pasado, reintepretar la historia a su conveniencia y dividir a los españoles”. Según ha explicado, “utiliza el sufrimiento del pasado de forma partidista, sembrando el odio entre los jóvenes por lo que vivieron sus bisabuelos”, toda vez que ha recordado que Maeztu, “amigo declarado” del que fuera presidente de la Junta José Antonio Griñán y del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, “se ha alineado con la izquierda radical”.

De igual manera, ha recordado lo ocurrido en el municipio cordobés de Aguilar de la Frontera, con el derribo de la Cruz del Llanito de las Descalzas, perteneciente al Conjunto Histórico Artístico del Monasterio de San José y de San Roque, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1983. “En Aguilar ya se ha atentado contra muestra identidad, nuestra cultura y la tradición insultando cobardemente a los cristianos”, ha afirmado

Por último, ha destacado que Vox frenará “esta deriva de la izquierda consentida por el PP” y se mostrará “firme” en la defensa de la unidad de los españoles “por un futuro mejor y en común para todos”.



Source link