SEVILLA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) –

El coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, ha condicionado la posibilidad de presentarse para revalidar su cargo en la próxima Asamblea de IU Andalucía –prevista para 2021– a que la “estrategia política” que sigue actualmente el partido se mantenga como hasta ahora.

En ese sentido, Toni Valero ha comentado en una entrevista concedida a Europa Press que él es “un coordinador que sirve para una estrategia política colectiva que se ha marcado hasta ahora”, y que “pasa por la confluencia y por una alternativa al PSOE y al PP para poner políticas en favor de las mayorías”. Si dicha estrategia se mantiene, “puedo ser un coordinador válido para esa Asamblea” de IU Andalucía, ha anunciado.

Ha agregado que “tienen que quererlo los compañeros, y tiene que haber coherencia con la estrategia política que nos ha traído hasta aquí, y que yo creo que en sus líneas fundamentales ha de continuar”.

En ese sentido, Valero ha avisado de que, “si por contra”, IU Andalucía “tiene un debate en el cual reconsidera su estrategia hasta el punto en el cual yo entiendo que no soy el que mejor representa ni mucho menos ese cambio, pues evidentemente serán otras y otros compañeros los que deberían dar el paso hacia adelante”.

“Por lo tanto, yo no soy un candidato a coordinador para cualquier estrategia política”, sino “para la estrategia política que nos ha traído hasta aquí, con sus defectos, con sus virtudes, con sus errores y con sus aciertos, y que ha de continuar”, según ha resumido el actual líder andaluz de IU, que llegó al cargo en 2019 tras la renuncia de Antonio Maíllo por motivos personales.

En todo caso, Toni Valero ha agregado que cree que en este caso “hay que escuchar a los compañeros”, quienes “tienen que ser los que también tengan casi la última palabra ante la decisión personal de cada uno”. Y es que, en su opinión, “nuestros impulsos individuales han de responder a las voluntades colectivas”.

“Yo hasta ahora lo he hecho así, y de cara a la Asamblea andaluza lo haré igual”, según ha sostenido Valero antes de agregar en esa línea que, “en función de la voluntad colectiva y el impulso colectivo, me pondré a disposición de lo que crean todos que es lo mejor para la organización”.

ASPIRACIONES PERSONALES

De igual modo, Valero ha apuntado que no tiene “aspiraciones personales de aquí a tres o cuatro años en el ámbito político más allá de las tareas que ya mis compañeros me han encomendado”, que pasan por “coordinar Izquierda Unida” en Andalucía y “jugar un papel en las confluencias de las que forma parte”.

“Y esa es mi aspiración. Y a partir de ahí, el tiempo dirá, y los compañeros dirán qué es lo que consideran que debemos hacer cada uno para el mejor del conjunto”, ha abundado el líder andaluz de IU antes de indicar que, de cara al próximo curso a punto de comenzar tiene unos objetivos “claros”, que pasan por “poner a la organización en la mejor disposición para ayudar a la mayoría social que lo está pasando y lo va a pasar muy mal con esta crisis económica y social”.

Y “ya cuando lleguen las elecciones” andaluzas, “habrá que hablar de cuáles son las mejores caras electorales, cuál es el mejor reparto de papeles entre las personas que hoy por hoy estamos comprometidos con el proyecto”, ha apostillado.

RELACIONES CON EL PSOE-A

Precisamente, ante el escenario que se abra tras las próximas elecciones autonómicas, que tocan en 2022, Valero ha señalado que antes de explorar la posibilidad de acordar un gobierno de coalición del que formaran parte el PSOE, IU y Podemos, a semejanza del que se da ahora en España, “hay que cruzar el puente”, y en IU en lo que están “ahora mismo” es “en la construcción de una alternativa de gobierno para Andalucía que pasa por el espacio que vertebran Izquierda Unida y Podemos”.

Una alternativa –según ha continuado– que “tiene que servir también en este camino para afrontar la crisis económica y social” derivada del coronavirus, y para “reconstruir Andalucía”, tarea para la que se requiere “mucha gente, no solamente fuerzas políticas”, sino que también “hay que hablar con los sindicatos, con el tejido social, con la sociedad civil organizada”, según ha agregado.

“A partir de ahí afrontaremos unas elecciones para ganarlas, y el resultado de las elecciones nos pondrá a cada uno en nuestro sitio y tocará hablar o no hablar, y ya veremos”, ha relatado Toni Valero, quien en ese sentido ha comentado que “es pronto para vaticinar emular un gobierno como el estatal” en Andalucía.

Lo que, según ha remarcado, “está claro” hoy por hoy “es que IU y Podemos van a presentar una papeleta que quiere ser ganadora y que, en todo lo posible, va a evitar, si los números así lo ponen encima de la mesa, que vuelvan a gobernar las tres derechas” en Andalucía.

“De ahí a formar un gobierno con el Partido Socialista queda mucho por ver”, ha añadido. “Tendrán que hablar las bases, tendrá que haber una coherencia con un programa, una serie de elementos para que eso no sea una farsa política”, sino “lo que la voluntad de los votantes han querido”, según ha remachado.

Ha explicado que IU mantiene en esta legislatura con el Grupo Socialista “unas relaciones que se enmarcan en la cordialidad parlamentaria propia que se da entre dos fuerzas políticas que se encuentran en la bancada de la oposición”, una circunstancia que “mejora la relación, en tanto hay puntos de coincidencia frente al Gobierno de las tres derechas que se dan ahora y que en otro momento no se daban”, según ha apuntado.

Al hilo, ha advertido de que el PSOE-A está ahora mismo “criticando cosas que ya hicieron” los socialistas andaluces “antes, en el anterior Gobierno” de la Junta. “Bienvenido sea que el PSOE ahora mismo critique al PP determinados recortes o externalizaciones en el sistema sanitario que también pusieron ellos en marcha”, o que los socialistas se sitúen en la oposición en “la defensa de los servicios públicos”, según ha comentado el dirigente de IU, quien ha añadido que ahí van a “coincidir” ambas fuerzas.



Source link