SEVILLA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) –

El coordinador general de IU Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Toni Valero, ha acusado a la Junta de haber cometido un “error” al haber “querido hacer una campaña” de la comunidad autónoma como “destino seguro” para el turismo pero “sin acompañarlo de lo que nos da seguridad, que es el reforzamiento del sistema sanitario público”, especialmente la Atención Primaria, que es lo que serviría como “la mejor campaña de atracción para el turismo”.

Así lo ha trasladado Toni Valero en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha incidido en que el mensaje de “una Andalucía segura para el turismo” que “tantas veces han repetido” desde el Gobierno de PP-A y Ciudadanos (Cs) durante la crisis del coronavirus “se acompaña con credibilidad si se tiene un sistema sanitario, especialmente en Atención Primaria y con rastreadores, reforzado”.

En esa línea, ha sostenido que “la mejor campaña de atracción para el turismo es decir que en Andalucía hemos contratado más rastreadores que nadie por número de habitantes, o que tenemos un sistema sanitario en su Atención Primaria mucho más reforzado que el que teníamos”, o garantizar que si alguien “tiene una necesidad, en ese mismo día le van a atender”, y que, si se está contagiado del coronavirus, “su médico de cabecera se va a dar cuenta y se le va a hacer el PCR” para evitar la “extensión” del virus.

“DOGMAS ECONÓMICOS DESFASADOS”

“Eso no es lo que ha pasado” en Andalucía, según ha aseverado el líder andaluz de IU, que ha hablado así de “un grave error” por parte de la Junta “que no se ha rectificado” y que “nos lleva a la situación en la que estamos”, en la que “se han priorizado determinados dogmas económicos que han quedado desfasados con la pandemia”.

En esa línea, ha criticado que “se sigue planteando lo público como un gasto, no como una inversión, y se intenta hacer negocio con lo que son servicios públicos”, de ahí, según ha añadido, “las externalizaciones en el sistema sanitario y también en el sistema educativo”.

Valero, que ha indicado que la situación sanitaria actual le “preocupa como a cualquier andaluz que esté viendo las noticias”, y que está percibiendo “una tensión en el sistema sanitario preocupante”, ha sostenido que “ante el aumento de los rebrotes nos hemos dado cuenta de que no nos habíamos pertrechado bien”.

Al respecto, ha argumentado que “durante la pandemia aprendimos a golpe de sufrimiento, de pasar mucho miedo y de perder vidas humanas, de la importancia de reforzar el sistema sanitario público, y muy especialmente la Atención Primaria”, algo que no se ha hecho “como se debiera” para afrontar esta fase de “post-confinamiento”, según ha apuntado antes de advertir de que es algo “muy preocupante”.

Valero cree que, “durante la pandemia”, el Gobierno andaluz “no fue consciente de la gravedad” de la situación y se implicó en “una política de confrontación” con el Ejecutivo central que “después ha quedado en evidencia, porque, una vez que se levanta el estado de alarma, nos damos cuenta de que las comunidades autónomas, y muy especialmente la andaluza, no hace los deberes como debiera”.

En esa línea, ha aseverado que, tras decaer el estado de alarma, “hay determinadas responsabilidades que no se pueden derivar al Estado, igual que en su momento el Estado no podía derivar determinadas responsabilidades a la comunidad autónoma cuando ésta no estaba en el ejercicio de sus competencias sanitarias”.

De igual modo, ha criticado a la Junta porque “no sabemos dónde ha ido el dinero que el Gobierno central ha entregado a las comunidades autónomas, especialmente a la andaluza, para el refuerzo del sistema sanitario a cuenta de la pandemia”, a través de “transferencias que se han hecho específicamente para eso” y que “ahora mismo no sabemos a dónde han ido”.

“POLÍTICAS ERRÁTICAS”

“Lo que sí hemos visto desde que se ha levantado el confinamiento es que la Consejería de Salud ha vuelto a las políticas erráticas previas a la pandemia”, según ha apostillado Toni Valero, quien se ha referido al respecto a políticas como las de “externalización a clínicas privadas de la atención sanitaria en una situación de pandemia”, así como de “adelgazamiento de lo público, cuando lo que la pandemia puso encima de la mesa es que necesitamos un Estado protector”, según ha sostenido.

Frente a ello, ha insistido en que “necesitamos un reforzamiento de los servicios públicos y, muy especialmente, de los sistemas de cuidados, que van desde los centros educativos a los hospitales, al sistema sanitario y al sistema sociosanitario, donde juegan un papel fundamental las residencias de mayores”.

Valero también ha defendido que, durante el confinamiento, Adelante Andalucía sirvió de “correa de transmisión” para trasladar propuestas a la Junta, en las reuniones periódicas que el Gobierno andaluz mantenía con los grupos parlamentarios, y para señalar “dónde había problemas, cómo se podía mejorar la gestión”, así como para remitir “mucha información de lo que nos llegaba, de lo que iba aconteciendo a lo largo y ancho de Andalucía”.

DEMANDA DE INFORMACIÓN

“Sin embargo, pasado ese momento de confinamiento, echamos en falta que el Gobierno andaluz sea mucho más transparente y facilite la información que hemos ido solicitando en numerosas comparecencias” sobre cuestiones como “dónde va hasta el último euro de las transferencias que se han hecho para la gestión del Covid” o “cuánto se ha gastado durante el confinamiento en la gestión de esta pandemia, cuánto nos hemos gastado en clínicas privadas”, o si ha habido “hospitales de campaña vacíos que se han seguido manteniendo vacíos durante determinado tiempo”, y “cuánto cuesta eso, a quién se le ha pagado”.

Tras avisar así de que “hay determinadas preguntas que siguen sin contestación”, ha defendido que “es momento de que de que el Gobierno andaluz sea más transparente, aunque en ese caso pueda estar más sujeto a crítica”, pero eso “va en la responsabilidad de quien está gobernando”, según ha remarcado.

Valero también ha indicado que por parte de los ayuntamientos gobernados por IU le han transmitido “una sensación de absoluta orfandad en la gestión de muchos de los problemas derivados de la pandemia”, comenzando por el derivado de las residencias de mayores.

En ese sentido, ha señalado que los ayuntamientos “han estado solos ante residencias de mayores en las que en muchos de los casos se daban brotes”, y “no recibían la ayuda, la atención del Gobierno andaluz” necesaria, ni tampoco “medios para unas tareas específicas de desinfección que tenían que abordar sin los medios necesarios, en tanto que no estaban preparados para una pandemia” como ésta.

“Y a eso hay que sumarle la gestión de la crisis social y económica que afrontan los ayuntamientos en primera persona”, según ha continuado Toni Valero, quien al respecto ha subrayado que Andalucía es “una comunidad que tiene muchísima población” que, más allá del litoral, “se extiende a lo largo del interior, a lo largo del medio rural”, con municipios “pequeños y medianos donde es muy importante la acción del Ayuntamiento para dinamizar la economía local y, por tanto, crear empleo”.

Al hilo, el portavoz de Adelante ha indicado que “al principio de la pandemia ya advertíamos al Gobierno andaluz que pusiese en marcha unos planes de empleo para que, cuando acabase el primer día de confinamiento, pudiesen entrar en marcha”, pero, “muy al contrario, estos planes de empleo no van a llegar a ser efectivos hasta septiembre”, y llegarán además “con un importante recorte económico”, según ha criticado Valero antes de concluir que “los ayuntamientos se han sentido huérfanos ante una pandemia y unas consecuencias económicas y sociales que están experimentando ahora sin que el Gobierno andaluz les atienda debidamente”.


508744.1.260.149.20200815113529

Vídeo de la noticia




Source link