MADRID, 3 Feb. (Portaltic/EP) –

   Sony ha propuesto un sistema dinámico que modifica el nivel de dificultad de los videojuegos a partir de la habilidad que demuestra el jugador, incrementando o disminuyendo el nivel según crea conveniente la inteligencia artificial que lo controla.

   La compañía japonesa ha patentado un sistema de aprendizaje automático con el que se pueda “determinar la capacidad de uno o más jugadores de videojuegos para derrotar a un oponente que no es un jugador”.

   El sistema analizaría la habilidad del jugador para derrotar al jefe final, con el fin de identificar los métodos que emplea para ello, tanto los que tienen éxito como los que no. En base a los datos que recoja, podrá variar la dificultad de la partida, incrementándola o disminuyéndola, como se explica en el texto de la patente.

   La IA también sería capaz de modificar algunas mecánicas del videojuego para adaptarlas al nuevo nivel de dificultad, es decir, podría cambiar las estrategias por las que se guía el jefe final si detecta que el jugador apenas encuentra problemas para derrotarlo, o por el contrario, para ayudarle tras varios intentos fallidos.



Source link