Más de doce hospitales, tanto públicos como privados, del País Vasco han respondido a la petición de ayuda de la organización no gubernamental para el desarrollo (ONGD) Juan Ciudad, de los Hermanos de San Juan de Dios, para recolectar material sanitario que trasladar diferentes lugares de África donde se está extendiendo el ébola.

El material donado es principalmente ropa desechable: batas, mascarillas, guantes, calzas y gorros que permitan al personal sanitario y la población aislarse para poder evitar los contagios de este virus que ya ha causado la muerte de 672 personas.

Los hospitales de destino de la ayuda son el San Juan de Dios de Sierra Leona y Liberia y el Centro de Salud de las Hermanas Hospitalarias de Monrovia, que se encuentran en las zonas más afectadas por la enfermedad.

Por otro lado, los centros vascos que envían los materiales son: los de Oskidetza, los tres hospitales de los Hermanos de San Juan de Dios, el Hospital Aita Menni, la Policlínica Gipuzkoa, la Clínica Asunción de Tolosa y la del Pilar, los tres centros Quirón (Bilbao, San Sebastián y Vitoria), la Clínica IMQ Zorro-tzaurre y la Virgen Blanca de Bilbao. Además el Aita Menni va a donar los fondos recibidos para el Proyecto Salud Mental We are like you junto a la subdelegación del Gobierno de Gipuzkoa que ha dado 40 trajes de aislamiento completos.

El principal impulsor de la campaña, Mikel Tellaeche, director gerente del Hospital Aita Menni y ex director del Saint Joseph´s Catholic Hospital de Monrovia, habla de que “la situación está descontrolada en Liberia, ya que a pesar de la ayuda internacional, los medios de protección del personal sanitario son escasos y están mal distribuidos”. También ha querido recordar que todas aquellas personas que quieran colaborar “pueden hacerlo aportando una donación a la ONGD Juan Ciudad”.

El ébola

Es el nombre del virus que causa la enfermedad, aunque en muchos lugares de África es endémica hay en ocasiones en las que se empieza a extender por diferentes territorios convirtiéndose en epidemia. Los síntomas principales suelen ser la fiebre alta, el dolor abdominal o las cefaleas, aunque su altísimo índice de mortalidad, del 90%, viene causado por las hemorragias internas que sufre la persona infectada. Su transmisión es rápida y difícil de controlar ya que se pasa a través del contacto directo con los líquidos corporales como son la sangre, la orina, la saliva, el sudor o la leche materna.

Desde que se detectó la epidemia en 2014 ya se ha cobrado la vida de 672 personas, pero aunque no lo parezca, la principal preocupación de las ONG y asociaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) es la desinformación. Ese es el principal problema al que han de hacer frente para que el virus no se propague con tanta rapidez y no cause ese miedo que está provocando que la población ataque algunos campamentos de los MSF al creer que no están ayudando.

Actualmente no hay cura, pero si remedios para poder controlar sus síntomas y evitar la muerte, algo complicado cuando se trata de población con falta de agua y alimentos.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.