Marino Morikawa, joven científico peruano, descubrió recientemente que la laguna donde acudía cuando era pequeño estaba tan contaminada que las autoridades locales pensaron en secarla y cubrirla.

Marino, estudiante de la Universidad de Tsukuba de Japón, puso en práctica los conocimientos adquiridos, y con métodos baratos y materiales que se pueden adquirir en cualquier ferretería, ha conseguido resolver los problemas de la laguna.

El Cascajo (así es como se llama el humedal), quedó dividido en ocho sectores para su limpieza. Tras los trabajos del científico, basados en la filtración y depuración de las aguas, han vuelto al humedal setenta especies de aves y tres especies de peces.

Tras su enorme labor en solitario, el científico y un grupo de trabajo asociado a él tienen la intención de recuperar el río Chira y el Lago Titicaca, anbos bastante afectados también por procesos de contaminación

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies