MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) –

Un incendio forestal arrasa la provincia de Río Negro, en el suroeste de Argentina, desde el domingo a mediodía, afectando a 10.000 hectáreas, mientras las autoridades barajan la posibilidad de que haya sido provocado por un descuido.

El domingo a las 13:40 hora local comenzó el incendio en la localidad de El Bolsón, que sigue fuera de control este martes tras los fuertes vientos registrados en la zona el lunes, que lo han potenciado y han obligado a evacuar a algunos vecinos de la zona.

Tal y como ha explicado el coordinador de Defensa Civil de El Bolsón, Leandro Romairone, a la cadena de televisión Todo Noticias, debido a las condiciones meteorológicas, el calor y ráfagas de más de 90 kilómetros, el fuego ha ganado superficie rápidamente.

Cuatro personas han sido trasladadas al hospital por lesiones leves, dos de ellas brigadistas. En este sentido, más de cien de ellos trabajan en la zona, junto con aviones y helicópteros para combatir el incendio forestal, según ha informado el servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) local.

En un comunicado el SPLIF ha informado que, de momento, el fuego ha alcanzado dos viviendas y dos galpones.

Entre bosque nativo y plantaciones forestales, el siniestro abarca unas 9.700 hectáreas de árboles y arbustos, muy cerca de la intersección entre la ruta nacional 40 con la provincial 6, que conduce a la localidad de El Maitén, en Chubut, según recoge el diario local ‘La Nación’.

Por su parte, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, ha asegurado que el fuego “se inició en una vivienda particular” debido al “lamentable descuido de una familia” que hacía un asado.

“Desde el aire se ve muy claramente el lugar donde se inicia el fuego, que es precisamente una vivienda particular en esa zona”, ha detallado Carreras, que ha añadido que la situación se está investigando, aunque la Policía de Río Negro tiene una hipótesis “muy avanzada y muy cercana a la planteada”.



Source link