La prevalencia de la gota, una forma de artritis caracterizada por un fuerte dolor, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones, aumentó en todo el mundo a un ritmo alarmante entre 1990 y 2017, según un análisis publicado en la revista científica ‘Arthritis & Rheumatology’.

El análisis encontró que había aproximadamente 41,2 millones de casos prevalentes de gota en 2017, con una tasa de nuevos casos diagnosticados de 92 por cada 100.000 personas, lo que supone un aumento del 5,5% desde el año 1990.

La gota era más común en los hombres y en las personas mayores. Además, la carga de la gota era generalmente más alta en las regiones y países desarrollados. El alto índice de masa corporal y el deterioro de la función renal eran factores de riesgo de la gota.

“Es muy probable que la tendencia creciente de la carga de la gota continúe a medida que aumenta la población mundial de edad. Los intentos de disminuir la aparición de la enfermedad y la futura carga de la gota requieren una mejor conciencia, especialmente de los factores de riesgo, y un diagnóstico y tratamiento tempranos”, explica la autora principal de la investigación, Emma Smith, de la Universidad de Sydney (Australia).



Source link