Según podemos ver en la página Web del Congreso de los Diputados, el más antiguo de los que todavía siguen en activo trabajando por los españoles es Don Alfonso Guerra, del Grupo Socialista. Lleva más de 37 años ejerciendo esta labor. Don Alfonso, además de ser congresista, es vocal de la Comisión Constitucional, y Presidente de la Comisión de Presupuestos, es decir, que lleva a cabo multitud de tareas dentro de su día a día profesional.

Pero mirado con algo más de detenimiento, 37 años en un puesto con tanto poder, no queda claro si ayuda o no tanta experiencia; puede ser tanto un beneficio como una carga. ¿Por qué? Pues porque puede haber adoptado, tras tantos años en el mismo sillón, posturas que, sin ser correctas, sí es cierto que pocos o ninguno tiene capacidad de hacer ver: nos encontramos con los vicios políticos.

Estos vicios políticos son los que nos llevan, al resto de españoles de a pie, a asistir atónitos a los debates en los que el 80% de las frases que se escuchan giran en torno al “…mira lo mal que lo hiciste tú cuando estabas en el poder, lo que te quita legitimidad para decirme lo mal que lo hago yo…”.

Y en esas estamos, en que hay tantas personas haciendo lo mismo desde hace más de 35 años, que entendemos que ha llegado el tiempo de llevar a cabo ciertas reformas. Estas reformas tienen que ver con los partidos políticos, aquellos llamados “tradicionales”, que se han convertido, hacia adentro y hacia afuera, en refugios eternos para todo aquel o aquella que haya tenido el estómago de digerir todo lo que ha pasado alrededor sin una sola arcada.

Cristina Almeida

Cristina Almeida

Más de 35 años para instituciones políticas “politizadas”, opuestas de ideas sociales, culturales y direccionales, pero hermanadas en la idea de mantenerse a toda costa por encima de los intereses reales de las personas que votan y que los colocan en esos puestos de trabajo, los votantes.

Sin perder de vista, no es nuestra intención, el agradecimiento que es inevitable hacer, y darles a todos la enhorabuena por la transición, la democratización de España, el famoso “estado del bienestar”, y todo lo demás, puesto que sin la mayoría de ellos esto no se hubiese conseguido. Por otra parte, el Congreso destina UN MILLÓN DE EUROS anualmente a pensiones de antiguos miembros de la Cámara Baja, lo que consideramos también un agradecimiento bien pagado por su labor.

Pero también entendemos que es hora del cambio, que puede darse, y que los españoles YA NECESITAN un nuevo aire, un nuevo grupo de coaliciones políticas renovadas, que no tengan nada que “echarse a la cara”, y que inunden con nuevos ímpetus la vida política española.

En esta línea, UpyD nació con vocación renovadora, pero con el fallo de mantener los mismos cromos de antes. El camino está cerca de esto, pero puede ser más intenso, es necesario que lo sea. Es más fácil permitir “al nuevo” que cometa los errores, pero lo hará con entusiasmo, que esperar a que “el más antiguo de la clase” se equivoque, y no pida perdón porque siente que no tiene que hacerlo.

Pablo Castellano

Pablo Castellano

Es tiempo de dejar atrás los casos de corrupción: Valencia, Andalucía, Mallorca, Comunidad Valenciana, Madrid, tesoreros, secretarios de sindicatos, alcaldes, senadores, políticos, altos cargos y funcionarios de este tipo, personajes poco éticos en muchos casos, destapados para la opinión pública, y en muchos otros tapados y a cubierto, sin que nunca tan siquiera llegue a conocerse ni que existieron.

De forma pacífica, está en nuestra mano llevar a cabo este cambio; nadie quiere una situación como la que se está dando en Ucrania, pero firme, sin retrasos, sin demora, enérgica y valiente.

En último lugar, podemos investigar sobre las nuevas corporaciones políticas que van surgiendo, tratar de conocer sus intenciones, convencernos de que es el momento, y apostar por los novatos antes que por los viejos políticos de siempre, con sus viejos discursos de siempre, y con sus ajadas ya, vidas políticas de siempre.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.