Google Nest Audio

Google Nest Audio – EUROPA PRESS 

   MADRID, 1 Nov. (EDIZIONES/Portaltic) –

   En España son muchas las personas que pasaron las medidas de confinamiento por la pandemia de la Covid-19 solas en sus viviendas y ahora, que algunas tienen que estar aisladas por haber estado en contacto con algún positivo o por tener el virus, pueden sentirse acompañados con los altavoces inteligentes que, además de hacernos compañía, pueden ayudarnos con varias tareas e incluso resolver cualquier duda que tengamos.

   En este sentido, Google ha lanzado su nuevo altavoz inteligente Nest Audio, que mejora la calidad del sonido con un 50 por ciento más de profundidad de graves y un 75 por ciento más de volumen que el Google Home original, que llegó a España hace dos años. Lo hemos podido probar y debemos reconocer que el cambio se nota.

   El nuevo altavoz inteligente de Google está totalmente cubierto por una malla de plástico reciclado opaca que puede adaptarse con facilidad a cualquier habitación de nuestra vivienda. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el Nest Audio en color gris, aunque también está disponible en color negro.

Europa Press

   El Nest Audio cambia el diseño cilíndrico del Google Home original y pasa a tener una forma rectangular. Este nuevo diseño es algo que nos ha gustado, ya que colocamos el altavoz pegado a una pared, por lo que no necesitamos que el dispositivo tenga un sonido de 360 grados como el que ofrecía Google Home.

   El nuevo altavoz inteligente de Google es algo más grande que Google Home, ya que tiene unas dimensiones de 175x124x78 milímetros y pesa 1,2 kilogramos, comparado con los 477 gramos del altavoz inteligente original, que tiene unas dimensiones de 142,83×96,4 milímetros. A pesar de que sea más grande que el Google Home origina, el Nest Audio tiene un tamaño perfecto y no ocupa demasiado espacio.

   Al igual que el Google Home original, la parte superior del Nest Audio cuenta con una superficie táctil con la que podemos llevar a cabo algunas funciones sin la voz. Si tocamos la parte central, podemos activar o apagar el Asistente, así como subir o bajar el volumen si tocamos la parte superior derecha e izquierda del dispositivo, respectivamente.

   Uno de los inconvenientes de estas zonas táctiles es que no está bien indicado cómo activar el altavoz inteligente o subir y bajar el volumen, ya que una persona que no conoce cómo funciona el dispositivo, no sabría hacerlo sin la voz.

UN BOTÓN QUE BLOQUEA EL MICRÓFONO

   En la parte trasera, Nest Audio tiene el símbolo de Google, una toma de alimentación y, a diferencia del Google Home original –que no tiene botones–, incluye un botón físico que sirve para bloquear el micrófono.

   Este botón ha sido una de las características que más nos ha gustado de Nest Audio, ya que nos ofrece una mayor privacidad y hace que podamos decidir cuándo queremos que el altavoz deje de escucharnos.

Europa Press

   Además cuenta con cuatro luces LED blancas que aparecen cuando se activa el Asistente, así como cuando subimos o bajamos el volumen y cuando el Asistente espera un comando de voz.

   Estas luces LED pasan a tener un color anaranjado cuando bloqueamos el micrófono, lo que nos permite conocer con facilidad si el Asistente puede escucharnos o no.

MAYOR CALIDAD DE AUDIO

   Nest Audio tiene un tweeter integrado de 19 nm, un altavoz de graves medios de 75 mm y tres micrófonos de largo alcance, comparado con los dos micrófonos de largo alcance y el transductor de 50 milímetros del Google Home original.

   Esto hace que el sonido se escuche de una forma clara e, incluso con el volumen al máximo que permite, no retumba en los oídos ni se aprecian vibraciones.

   Además, para activar los comandos de voz del Asistente no es necesario decir “Hey, Google” alzando la voz demasiado. Nest Audio puede escucharnos incluso hablando muy bajo, casi susurrando, si estamos cerca, más o menos a una distancia de un metro.

   También hemos probado hasta aproximadamente qué distancia puede escucharnos el altavoz inteligente y para ello hemos dejado Nest Audio en una habitación de la casa y hemos activado los comandos de voz desde otra habitación. Podemos decir que el altavoz podía escucharnos sin problema incluso estando a unos ocho metros de distancia sin tener que gritar.

   Nest Audio también incluye conectividad WiFi ac, Bluetooth 5.0 y tiene Chromecast integrado. Gracias al Chromecast integrado, hemos podido emplear el altavoz para enviar series de Netflix al televisor, por ejemplo. También es posible emparejar dos altavoces para tener sonido estéreo y mejorar la experiencia musical.

   Con Nest Audio es posible escuchar música mediante comandos de voz, enviando música a través de una aplicación del móvil al altavoz o emparejando el teléfono con Bluetooth. En este sentido, habría estado bien contar con más opciones, como la posibilidad de conectar dispositivos al altavoz a través de un cable mediante puerto USB o jack.

Europa Press

MÁS QUE ESCUCHAR MÚSICA

   Sin embargo, Nest Audio ofrece muchas más opciones que escuchar música, y gracias al Asistente de Google, el altavoz inteligente puede decirnos qué tiempo va a hacer, programar una alarma, avisarnos en un tiempo determinado, por ejemplo, para acordarnos de que tenemos algo en el horno, e incluso cantarnos o contarnos un chiste. En caso de que trabajes desde casa y eches de menos a tus compañeros de oficina, esta puede ser una buena compañía.

   Desde mediados de octubre es posible elegir entre una voz masculina y una femenina en español para el Asistente, algo que también hemos probado con el nuevo Nest Audio. Al igual que la voz femenina, la masculina es bastante tranquila y agradable de escuchar. Además, se agradece la posibilidad de elegir si queremos que nuestro Asistente sea un hombre o una mujer.

   Pese a que se echan en falta más puertos para conectar otros dispositivos y que los controles táctiles fueran más intuitivos, Nest Audio tiene como puntos positivos que ofrece un sonido excelente que puede adaptarse a cualquier habitación de nuestra vivienda por un precio inferior a los 100 euros, puede emparejarse con otro altavoz y está hecho de plástico reciclado.

   Además, el tamaño del Nest Audio, aunque sea mayor que el del Google Home original, tiene unas dimensiones adecuadas para cualquier hogar, y el botón para bloquear el micrófono es un punto muy a favor, ya que nos permite controlar cuándo está activo y permite darnos privacidad.



Source link