Twitter ha presentado los últimos resultados de la compañía correspondientes al segundo cuatrimestre del año, durante el cual se han registrado pérdidas de 145 millones de dólares (108 millones de euros) triplicando los 42 millones de dólares (31 millones de euros) del mismo período del año anterior.

Pero no todo son caras largas, la empresa de microblogging puede ver la luz al final del túnel gracias a los 312 millones de dólares (232 millones de euros) que superan en un 124% las ganancias del año pasado.

Los usuarios siguen aumentando y, por tanto, aumenta la publicidad. Por cada mil visitas que al timeline, Twitter gana 1,60 dólares. De los 255 millones de usuarios que se conectaban mensualmente durante el año 2013, el número ha aumentado un 24% hasta los 271 millones, lo que ha provocado que los ingresos publicitarios creciesen hasta un 129%.

Por eso la compañía del pájaro azul continúa con su optimismo y con su objetivo principal, llegar a mucha más gente en todo el mundo. El máximo responsable ha querido adelantar nuevos experimentos para “contribuir a mejorar la experiencia del usuario a través de la innovación”, además de pedir calma a aquellos que buscan la rentabilidad inmediata, “nos enfocamos al 100% en la experiencia de los usuario, no en convertirlo en dinero. Eso es a largo plazo, pero primero debemos ser una herramienta útil y ser capaces de hacer que brille el contenido creado por los usuarios”.

Twitter ya es una herramienta útil

A lo largo de esto últimos años hemos podido ver como Twitter iba convirtiéndose poco a poco en la fuente de las noticias de última hora para muchos medios de comunicación. Su rapidez y su sencillez a la hora de escribir y mandar fotos o videos sirvió para que pudiésemos seguir a diario lo que estaba ocurriendo en la plaza Tahrir de Egipto durante la llamada Primavera Árabe.

Pero el microbloggin también hace un servicio social, sobre todo en los países en los que los atentados y las bombas están a la orden del día. Sandra Hassan, una chica de 26 del Líbano estaba harta de no saber si sus familiares y amigos estaban vivos después de que se produjese un atentado en su país natal, así que decidió inventar una aplicación que sirviese para alertar a tus seres queridos que estabas bien y no te había pasado nada. La aplicación “I am alive” se sirve de Twitter como medio de difusión, con sólo pulsar un botón, te permite enviar un tweet con las palabras “Estoy vivo” y los hastag #Lebanon y #LatestBombing, para que la gente a la que le importas pueda encontrarte.

Además durante estas últimas semanas estamos viviendo un fenómeno nuevo, el de Farah Baker (@Farah_Gazan), una niña palestina de 16 años que narra a través de Twitter todo lo que está ocurriendo en Gaza mientras estás refugiada en uno de los hospitales dispuestos a tal fin. El horror de la guerra es más horrible si se ve a través de los ojos de una superviviente que se pregunta cada día si llegará al día siguiente.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.