MADRID, 9 Ene. (Portaltic/EP) –

La tecnología como respuesta a la Covid-19, la aceptación del 5G y el impacto del entorno ‘cloud’ en la experiencia del usuario serán las principales tendencias de la feria de electrónica de consumo CES, según la consultora Accenture.

Este evento, que se celebra cada año en Las Vegas y que en esta ocasión cuenta con un formato ‘online’, suele servir como termómetro para medir las novedades tecnológicas que se espera que tengan un mayor impacto durante el año.

“En Accenture hemos identificado las tendencias que prevalecerán en CES este año, basadas en nuestra investigación y las últimas interacciones con los clientes”, explica Adolfo Rodero, managing director de Comunicación, Media y Plataformas de Accenture.

LA TECNOLOGÍA SE AMPLIFICA “HASTA NIVELES HISTÓRICOS”

La pandemia mundial no ha frenado la innovación de la tecnología digital, sino que “la está amplificando hasta niveles históricos”. “En cierto modo, podría decirse que estamos ante la gran oportunidad de hacer realidad la promesa de la tecnología y el ingenio humano”, aseguran desde Accenture.

En este sentido, explican que las consecuencias a largo plazo de la Covid-19 tendrán un mayor impacto en los grupos más vulnerables y, por lo tanto, en el CES “se verán muchos ejemplos de cómo la tecnología puede ayudar a satisfacer las necesidades de salud, nutrición y educación de aquellos más pobres y marginados, que han quedados muy expuestos por la pandemia”.

Los retos que se han vivido durante el año 2020 han sido afrontados con frecuencia con creatividad y niveles de colaboración muy reseñables entre múltiples organizaciones, como por ejemplo el reciente despliegue de servicios de Cruz Roja Española en asistentes de voz fruto de una colaboración entre Cruz Roja Española, Amazon y Accenture, que facilita el acceso de las personas mayores a este tipo de servicios.

LA ACEPTACIÓN DEL 5G

En España se han visto durante 2020 pasos importantes para el desarrollo del 5G, como han sido las dos etapas del reciente dividendo digital, que ha permitido liberar la banda de 700 MHz para su uso en servicios 5G y que desembocará en la licitación de las frecuencias de esta banda a principios de 2021. La adjudicación de estas frecuencias y el despliegue subsiguiente supondrá un nuevo impulso a la adopción de esta tecnología en el país.

Al proporcionar una conectividad de alta velocidad que puede ser aprovechada por los empleados que tradicionalmente han tenido trabajos basados en la localización, el 5G permitirá que un nuevo conjunto de trabajos se realice en remoto. Además, la aceptación del 5G continúa acelerándose en la industria automovilística con la promesa de hacer realidad un ecosistema de vehículos y máquinas autónomas en tan sólo unas décadas.

Se calcula que para 2030 habrá 146 millones de vehículos conectados en todo el territorio de los Estados Unidos, frente a 67 millones en 2020. Gracias al 5G, la conectividad móvil entre vehículos y todo tipo de aparatos puede servir de base para nuevos casos de uso, como la mejora de la seguridad y la automatización de los vehículos, la gestión de flotas y los servicios basados en la telemática, y los sistemas de transporte inteligentes o la gestión inteligente del tráfico. Este será otro de los temas que marcarán tendencia en esta edición del CES.

LAS EXPERIENCIAS EN LA NUBE

Debido a la pandemia del COVID-19 y a los rápidos cambios en el entorno empresarial, la necesidad de la nube se ha ampliado y se ha vuelto más urgente que nunca. Para responder a los cambios y tendencias actuales de la industria, las empresas de tecnologías de consumo están recurriendo a la nube para obtener ahorros de costes, escalabilidad, velocidad, fiabilidad e innovación.

El crecimiento de la nube para las empresas de tecnología de consumo también está siendo impulsado por las preferencias cambiantes de los consumidores, sobre todo la movilidad. Es por último un elemento fundamental de reducción de costes y mejora de competitividad de las empresas y por tanto una de las áreas a las que deberán dirigir su inversión como parte de su estrategia de recuperación tras la pandemia.

Uno de los sectores que más beneficiado puede salir de este salto a la nube es el de los videojuegos. Este formato garantiza una mayor movilidad y accesibilidad instantánea para los usuarios, junto con la opción de jugar en varias plataformas, evitando la carga de los altos gastos en hardware. Si a esto se le suma la mejora de los smartphones -con procesadores cada vez más potentes, cámaras de refrigeración, pantallas más grandes y conexión 5G- la industria puede tener una oportunidad única.

El CES es el lugar ideal para analizar los últimos productos y servicios habilitados para la nube, así como el enfoque que las empresas están adoptando y cómo eso puede repercutir en la experiencia del usuario final.



Source link