No diga burbuja, diga bubble

Los humanos estamos tan acostumbrados a tropezar dos veces en la misma piedra y a repetir comportamientos nocivos que ya casi ni nos damos cuenta de ello. Quizá una de las primeras cosas que más me llamó la ate...