El Gobierno de Sudáfrica ha pausado la administración de las dosis de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca tras el reciente estudio que demuestra que tiene una protección reducida frente a la nueva cepa de la enfermedad surgida en el país.

Así lo ha comunicado este domingo el ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize, que ha especificado que se trata de una suspensión temporal hasta que un comité de científicos decida la estrategia a seguir respecto a este inmunizador, según Independent Online.

El Gobierno de Sudáfrica tenía prevista la llegada de un millón de dosis de la vacuna de AstraZeneca, producida por el Serum Institute de India, este lunes, tras lo que pensaba empezar a vacunar a los trabajadores sanitarios.

Un estudio que se publicará este lunes y al que ha accedido en exclusiva ‘Finantial Times’ asegura que la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca es menos efectiva contra la variante sudafricana del virus y no protege contra síntomas leves o moderados.

No obstante, el responsable de Salud ha incidido en que el programa de inmunización continuará “a partir de la próxima semana, durante las próximas cuatro semanas, esperamos que haya vacunas Johnson & Johnson, además habrá vacunas Pfizer”, que serán las vacunas que se administrarán al personal sanitario.

En este sentido, las autoridades planean acelerar el despliegue de la vacuna de Johnson & Johnson, ya que ha mostrado una eficacia contra la nueva variante que prevalece en más del 90 por ciento de los nuevos contagios en el país, ha destacado la presidenta del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica, Glenda Gray, tal y como recoge Bloomberg.

Hasta el momento, Sudáfrica ha registrado 1.476.135 de contagios de coronavirus, así como 46.290 víctimas mortales desde que estalló la pandemia, según recoge la Universidad Johns Hopkins.

Reino Unido pide confianza

El Gobierno británico pidió este lunes a la población que confíe en el programa de inmunización puesto en marcha en el Reino Unido después de que unos estudios preliminares indicasen que la vacuna de Oxford/AstraZeneca ofrece una protección limitada frente a la variante sudafricana del coronavirus.

No obstante, el ministro británico de las Vacunas, Nadhim Zahawi, señaló este lunes en un artículo en el periódico “The Daily Telegraph” que las vacunas que se están utilizando en el Reino Unido -la de AstraZeneca y la de Pfizer- responden bien ante la cepa británica que circula actualmente en el Reino Unido.

El ministro añadió que los científicos británicos están trabajando para mejorar los preparados y conseguir que ofrezcan protección contra las nuevas variantes del coronavirus.

“Es correcto y necesario prepararse para el despliegue de una vacuna actualizada, (pero) podemos tener confianza en el actual plan (de inmunización) y la protección que nos facilitará a todos frente a esta terrible enfermedad”, escribió Zahawi.

Agregó que, aún si una vacuna resulta menos efectiva en evitar la infección, puede tener resultados a la hora de reducir la posibilidad de que una persona enferme de gravedad.

“Esto es de vital importancia para proteger el sistema sanitario”, insistió el ministro.

El Gobierno no descarta, según Zahawi, que la población reciba este otoño un refuerzo de la vacuna (una tercera dosis) y que, después, sea necesario vacunarse cada año contra el coronavirus, similar a lo que se hace anualmente con la vacuna contra la gripe.

En el Reino Unido se han detectado más de un centenar de casos de infecciones por la variante de Sudáfrica.

Un portavoz de AstraZeneca aclaró el fin de semana a medios locales que los resultados preliminares han mostrado una eficacia limitada frente a la enfermedad leve y moderada ocasionada principalmente por la variante sudafricana B.1.351.

En el Reino Unido más de 12 millones de personas han recibido ya la primera dosis de una vacuna contra el coronavirus.

AstraZeneca trabaja ya en una vacuna para la cepa

La farmacéutica AstraZeneca ha anunciado que está trabajando ya en una nueva vacuna efectiva contra la variante sudafricana del coronavirus después de que trascendiera que la que está siendo ya distribuida por todo el mundo es menos efectiva contra esta variante, en particular en los casos de afección leve. En ese sentido la empresa ha destacado que no hay suficiente información aún sobre la respuesta de su vacuna ante casos graves de COVID-19, hospitalizaciones y muertes ocasionadas por la variante sudafricana.

La directora del programa de la vacuna de AstraZeneca desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford, Sarah Gilbert, ha indicado que ya se está trabajando para adaptar la vacuna a la variante sudafricana y que ésta estará disponible “muy probablemente” en otoño, según recoge la agencia de noticias Bloomberg. “Es fácil adaptar la tecnología”, ha explicado Gilbert en una entrevista con la BBC. “Este año queremos demostrar que la nueva versión de la vacuna genera anticuerpos que reconocen la nueva variante. Será como trabajar en la vacuna de la gripe”, ha indicado.

La variante sudafricana está siendo muy estudiada porque se le presupone una capacidad de contagio mucho más elevada que la original y el sábado saltaron las alarmas por un estudio con una exigua muestra de 2.000 individuos publicado por el ‘Financial Times’ que apunta a que la vacuna de AstraZeneca es menos eficaz. El estudio completo se publicará este lunes.

AstraZeneca ha explicado que aunque las vacunas actuales puede que no sirvan para reducir el número de casos de la variante sudafricana, sí evitarían muertes, hospitalizaciones y casos graves. “Eso es muy importante para los sistemas sanitarios. Aunque tengan infecciones leves o asintomáticas, significa que la gente no irá a los hospitales con COVID”, ha indicado Gilbert.



Source link