El Ministerio de Sanidad ha rechazado de nuevo adelantar el toque de queda a las 20 horas a pesar de que la mayoría de comunidades así lo han solicitado para poner coto a la pandemia y justo en el día en el que España bate un nuevo récord de contagios con 41.576 nuevos registrado y 464 muertos por coronavirus. La incidencia acumulada sigue en línea ascendente y este miércoles ha llegado a 736 casos por 100.000 habitantes en 14 días. 

Cantabria, Castilla y León, Andalucía, Baleares, Canarias, Madrid, Galicia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia y la ciudad autónoma de Melilla, habían solicitado que los gobiernos regionales pudiesen adelantar el toque de queda y controlar el avance del virus. De hecho, Castilla y León (PP), no ha esperado a una decisión a nivel nacional y ya ha impuesto de forma unilateral el toque de queda a las 20 horas, una medida que el Gobierno central ya ha recurrido.

“Ya se han tomado medidas muy drásticas en la mayoría de las comunidades en cuanto a restricción de movilidad, de cierre de sectores, de reuniones. Si se adoptan medidas hoy, no veremos los resultados mañana. Por eso, no se trata de poner cada vez más medidas si no de ver cómo funcionan. Ya lo hemos hecho anteriormente y conseguimos doblegar la curva de la segunda ola”, ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras las reunión del Consejo Interterritorial entre Sanidad y los consejeros del ramo. 

Illa ha reconocido que en la reunión algunas comunidades han pedido que revisen las herramientas de las que ya disponen para luchar contra la pandemia, como adelantar el toque de queda. En este sentido, Illa ha reconocido que van a valorar estas propuestas. “Lo vamos a estudiar, no hemos tomado ninguna decisión”, ha señalado. 

El ministro ha vuelto a repetir que “quedan días duros” pero si los ciudadanos cumplen las medidas que ya están instauradas, se volverá a doblegar de nuevo la curva. 



Source link