SEVILLA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) –

El portavoz adjunto de Adelante Sevilla y coordinador local de IU, Daniel González Rojas, ha exigido al gobierno del socialista Juan Espadas que se atiendan las alegaciones al Plan Respira con el objetivo de que “no se quede corto y mire también a los barrios”.

En un comunicado, IU indica que, según una respuesta escrita del delegado de Gobernación y Fiestas Mayores a una pregunta de Rojas en la pasada Comisión de Control, “el Ayuntamiento no tiene previsto regular otras áreas de restricción al tráfico más allá del Casco Antiguo y la zona histórica de Triana”. Sobre la pregunta de cómo se van a tomar las decisiones sobre las alegaciones recibidas al Plan Respira, señala que Cabrera afirma que los responsables serán “los funcionarios municipales y las empresas consultoras contratadas para la redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible”.

Tras conocer la respuesta, Rojas ha lamentado “la falta de ambición en materia de movilidad de gobierno de Espadas” y que “Cabrera sea incapaz de responder qué opina sobre si ampliaría el Plan Respira a otras zonas de Triana, a la calle Arjona o a otros distritos de la ciudad”. Indica que se trata de “una falta de respuesta que demuestra que Espadas no tiene un modelo de ciudad definido”.

Rojas ha exigido al gobierno municipal que atienda las demandas de varias entidades que ya han hecho públicas sus alegaciones para ampliar la zona de influencia del Plan Respira y que, dicha limitación del tráfico privado, vaya acompañada de otras medidas que fomenten la movilidad peatonal, ciclista y mejoren el entorno con más arboleda.

“La propuesta inicial del gobierno se queda corta y no mira a los barrios”, ha insistido Rojas, que pide a Espadas que “no se esconda detrás de los funcionarios y de la tecnocracia” y lleve a cabo “un proyecto ambicioso que implique a todos los distritos para mejorar la movilidad y ganar espacio para los peatones en toda la ciudad”.

Rojas también ha manifestado su preocupación por el pacto entre PSOE y Ciudadanos y “que pueda suponer un retroceso en materia medioambiental y la paralización de medidas valientes”. En este sentido, Rojas ha recalcado que “lo que algunos llaman ser extremista, es en realidad afrontar la realidad y hacer frente al cambio climático como lo hacen las ciudades del siglo XXI”.



Source link