Mariano Rajoy ha vuelto a su tierra, Galicia, a defender su legado político: la reforma laboral que promovió en 2012, durante su mandato como presidente del Gobierno. Creó empleos ” a un ritmo de más de 500.000 al año“, ha dicho.”Eso ha funcionado y, por tanto, no hay que cambiarlo”. 

Rajoy, con una nutrida agenda en las elecciones gallegas en apoyo al presidente de la Xunta y candidato del PP a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha tenido mitin por partida doble este viernes. En Padrón y en Noia. En su discurso ha enfocado el escenario de crisis social y económica que se avecina tras la pandemia para reivindicar la utilidad de mantener las coniciones laborales que dictó en 2012 . Su reforma, defiende, “ha funcionado”. Y por eso llama a “andar con mucho cuidado” con los cambios legales “en los próximos meses”. “Porque nos vamos a jugar mucho”, dice. 

El Gobierno actual de Pedro Sánchez está decidido a acabar con lo que llama “aspectos más lesivos” de esa reforma. Dentro del propio ejecutivo, el sector de Unidas Podemos es partidario de ir más allá, y abordar una “derogación íntegra”. 

Rajoy, consciente de estas pretensiones, ha salido a defenderla. El ex presidente del PP se ha sumado al vaticinio general de que se avecina “una época difícil”. Pero cree que “si las cosas se hacen bien, se puede superar” la situación dejada por el coronavirus.

Echando mano de los datos de afiliación a la Seguridad Social y del paro de junio conicidos esta semana -847.197 desempleados más que hace un año- Rajoy ha dicho que son cifras  “que deben hacer pensar” al ejecutivo de Pedro Sánchez y animarle a “actuar rápidamente”.

“Aquí no vale ahora hacer demagogia. Hay que controlar muy bien en qué se gasta el dinero. Y hay que andar con cuidado con qué leyes se pretende reformar”, ha advertido el expresidente, que ha presumido del modelo de gestión de su partido con un largo encadenado de afirmaciones: “La historia reciente demuestra que cuando el PP gobierna la economía va mejor, y cuando la economía va mejor hay más empresas, y cuando hay más empresas a las que hay que apoyar, hay más gente trabajando, y cuando hay más gente trabajando la gente es más feliz, el Estado recauda más y por tanto se puede dedicar más dinero a mejorar los servicios públicos”, ha sido su reflexión. 



Source link