Han pasado 12 años desde que Poeta en Nueva York llegó a las manos de Rafael Amargo, cautivándole e inspirándole en la creación de una obra que une flamenco, danzas contemporáneas y ritmos folclóricos.

En su libro de poemas un desencantado Federico García Lorca mostraba su desgarrador pesimismo acerca de la ciudad estadounidense en los años 20. Y esto es lo que busca expresar Amargo en su espectáculo donde la letra, la música, la pena, el baile, el desencanto y las sombras se unen en una mezcla perfecta.

Organizada en cuatro puntos fundamentales establecidos por el poeta: la llegada a Nueva York, la estancia en Vermont donde el paisaje verde sustituye al gris de la Gran Manzana, el regreso a la ciudad y la despedida en La Habana antes de volver a España, busca inspirar ese amor que un día el granadino sintió por si patria.

A las melodías y bailarines también les acompañan los poemas escogidos por el propio director, que son recitados por la voz de grandes mujeres del teatro y el cine español como son Marisa Paredes, Cayetana Guillén Cuervo o Cecilia Sarli, entre otras.

Amargo describe el espectáculo como “una obra enfocada a contar el libro, mi manera de ver ese libro maravilloso”, pero también es la puerta que le ha servido para darse a conocer en todo el mundo y consagrarse como uno de los grandes en el baile flamenco.

Poeta en Nueva York vuelve al lugar que le vio nacer, Madrid, aunque cambia de ubicación. Fue el Teatro Lope de Vega el que le dio la oportunidad de arriesgarse y ahora ya consagrado es el Teatro Compac Gran Vía el que le recibe con los brazos abiertos, de lunes a sábado durante cuatro únicas semanas. Después de Moscú, Buenos Aires o Nueva York, entre otras muchas ciudades, no hay nada mejor que volver a oir los aplausos del país que es tu hogar.

El poeta

Federico García Lorca nació en Granada el 5 de julio de 1898, fue poeta, novelista, dramaturgo y uno de los mayores exponentes en todo el mundo de la llamada Generación del 27, además de una de las inocentes víctimas causadas por la sublevación franquista del año 1936, que le fusiló sin razón ni piedad y enterró su cuerpo en una fosa aún desconocida.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.