“El cambio del PSOE y el cambio de España han comenzado hoy, o lo que es lo mismo, ha comenzado el principio del fin de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno”. El domingo por la noche, mientras España veía cómo Alemania se proclamaba campeona en la final del Mundial, conocíamos el resultado de las elecciones socialistas para designar su nuevo líder. El candidato, Pedro Sánchez, era elegido nuevo secretario general del PSOE con el 49% de los votos, seguido por Eduardo Madina que logró el 36% de los sufragios, y José Antonio Pérez Tapias, que superaba el 15%.

Comprobamos así que el porcentaje de avales ha sido muy similar al porcentaje de los votos, dato que preocupaba a algunos dirigentes socialistas. Sánchez se presentaba como candidato con más de 45.000 avales cuando se necesitaban unos 10.000, reforzando esa imagen de candidato en manos de la mayoría de las federaciones territoriales. Especialmente en la andaluza, presidida por Susana Díaz, que tras el abandono de Alfredo Pérez Rubalcaba y las recientes informaciones que la situaban como preferida por el ex monarca Juan Carlos I, la convierten en la verdadera depositaria del poder interno en el PSOE.

Un nuevo proyecto socialista

El nuevo secretario general del partido socialista adelantaba cómo espera que sea esta nueva época en el partido que va a liderar. Primero, intentará “recuperar” las señas de identidad del PSOE, “transformar la sociedad y no gestionar una realidad que le viene dada” declaraba, así como “proteger al más débil, unir a España” y tener una “voz clara y nítida en Europa”, además de “rejuvenecer la organización” eran otras de sus premisas.

“Vamos a construir un nuevo proyecto socialista laico, apasionado en la noble tarea de modernizar España y Europa. Un PSOE comprometido con los trabajadores, con la regeneración democrática, con el medio ambiente, con la lucha contra el cambio climático, y con una ejecutiva que va a estar tan a la izquierda como la militancia de base”.

Sánchez se mostraba así mismo como vehículo para el cambio, prometiendo dar vida a una ejecutiva federal “tan a la izquierda” como la militancia del PSOE y “cambiar el PSOE para cambiar España”. “Voy a ser el secretario general de la unidad y voy a contar con Eduardo y José Antonio”.Los otros dos candidatos, presentes en la noche de ayer, mostraron su apoyo y reconocimiento al nuevo líder del partido.

Se abre un nuevo capítulo para la historia del El PSOE, donde Pedro Sánchez será quien marque el nuevo rumbo socialista y quizá una de las primeras tareas que tenga por delante, para convencer al electorado de base de su voluntad de cambio para el partido, sea aclarar su papel en la emisión de preferentes por Caja Madrid, entidad de la que fue consejero entre 2004 y 2009.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Esther Dibae

Esther Dibae

Mente inquieta y periodista en ciernes. Comunico en Colectivo Raro y colaboro donde me dejan.
Esther Dibae

Latest posts by Esther Dibae (see all)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.