Apenas unas semanas después de ser elegido presidente del PP, Pablo Casado se ha tenido que enfrentar a nuevas informaciones referidas a su Máster en la Rey Juan Carlos. El último auto de la jueza, que le deja al borde de la imputación, ha provocado que el líder del partido haya tomado cartas en el asunto para garantizar la paz interna.

Según confirman al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, Casado ha contactado con importantes barones regionales del PP para transmitirles un mensaje de tranquilidad ante las últimas novedades judiciales que podían afectarle. Unas conversaciones que ya tuvo en los días previos al congreso extraordinario y que ahora, “por las nuevas circunstancias”, se han repetido.

La amenaza de la imputación, tras el último acto de la juez Carmen Rodríguez-Medel, ha sido analizada en esas llamadas telefónicas mantenidas por el presidente popular en los últimos días. Y, a pesar de que la fiscalía no ha recurrido ese escrito, Casado tiene muy claro que el Tribunal Supremo rechazará los argumentos de la magistrada: “Va a quedarse en nada”, ha insistido.

En ese sentido, el presidente del PP ha querido dejar claro a sus interlocutores que “no hay ningún tipo de irregularidad” en la obtención del título y que va a defenderse de cualquier tipo de “acusación falsa”.

Además, ha vuelto a recordar el mensaje que ya trasladó en su discurso ante el plenario en el congreso extraordinario: “Ha dejado claro que va a tener tolerancia cero con los casos de corrupción, pero también que va a combatir cualquier ‘condena de telediario’, como la que él está sufriendo ahora”, explican dirigentes del PP conocedores de estas conversaciones de Casado.

Apoyo de los líderes regionales

Las fuentes consultadas confirman que Pablo Casado ha hablado, por ejemplo, con Alberto Núñez Feijóo y María Dolores de Cospedal sobre este asunto. Ambos le han expresado “todo su apoyo” y la “confianza” de que la investigación sobre el Máster de la Rey Juan Carlos acabará en nada.

Desde el entorno del presidente del Partido Popular explican que los mensajes recibidos por parte de estos y otros dirigentes es de “máxima tranquilidad” ante la postura que pueda adoptar el Supremo en septiembre. Hasta entonces, nadie va a pronunciarse públicamente, pero en privado están transmitiendo a Casado su apoyo.

El objetivo del presidente del PP era, precisamente, este. El partido, afirman desde Génova 13, “necesita estar unido en torno a él” y, con las conversaciones mantenidas en los últimos días, “se ha logrado calmar los ánimos” a la espera de unas novedades judiciales que en la dirección nacional dan por hecho que “acabarán con las especulaciones”.

El auto, “lleno de especulaciones”

En el partido se ha analizado en profundidad el auto de la jueza Rodríguez-Medel y la reacción de los medios ante el mismo. Y la conclusión es contundente: “Lo del Máster es una serpiente de verano que va caer por su propio peso en menos de un mes”.

Sobre el escrito de la magistrada, los dirigentes del PP consultados afirman que “está lleno de especulaciones” y “no se sostiene por ningún lado”. Consideran que “señala a Casado únicamente por haber estado matriculado en el momento en el que, teóricamente, había irregularidades, pero sin ningún tipo de prueba”.

La conclusión de los expertos jurídicos del partido es que el auto “es insostenible” y “no hay por donde cogerlo”. Un análisis que han transmitido al propio Pablo Casado y a otros altos cargos del PP.

Dudas con la jueza y confianza en el Supremo

A la espera de lo que decida el Supremo en septiembre, en el equipo de Pablo Casado cargan con contundencia contra Carmen Rodríguez-Medel y, a la vez, muestran su “total confianza” ante la postura que pueda adoptar el Tribunal.

La magistrada habla en el auto de un “supuesto de criminalidad”, una calificación “muy contundente, teniendo en cuenta que estamos hablando de un Máster” y que persigue, en opinión de la actual ejecutiva del PP, “lograr más notoriedad a su caso saliendo en los telediarios”.

Sobre la postura que pueda adoptar el Supremo, en Génova destacan que será la Sala Segunda quien se haga cargo de esa pieza, con un juez que ya ha echado por tierra otras “causas contra el PP”. Efectivamente, el magistrado Manuel Marchena ya descartó procesar, entre otros, a José Antonio Monago por sus viajes a Tenerife y a Rafael Hernando por una acusación de injurias.



Source link

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies