Ya son cuatro los días que el ejército libanés lleva luchando contra los yihadistas sirios que tienen retenidos a 19 soldados. El balance de estas cuatro jornadas deja 36 muertos, 16 militares y 20 civiles, y 200 heridos entre los que hay 114 civiles. Libia ha conseguido un alto el fuego de 24 horas en la provincia de Ersal, fronteriza con Siria y donde se encuentran los milicianos, para permitir la llegada de clérigos musulmanes suníes que medien en un acuerdo de paz.

Todo empezó el pasado sábado, cuando las Fuerzas Armadas Libanesas (FAL) arrestaron a un líder yihadista sirio vinculado al Estado Islámico (EI), lo que provocó una entrada masiva de sus compañeros por la localidad de Ersal. A pesar de que se intentó parar los combates y negociar la liberación de los rehenes, los tres miembros del Comité de Ulemas que intentaron adentrase en la zona fueron recibidos con tiros, hiriendo a uno de ellos en el pie.

Los enfrentamientos se han extendido rápidamente al resto de bastiones sunitas en el norte de Líbano, donde los civiles han salido a la calle para protestar contra el ejército, provocando la muerte de una menor durante el fuego cruzado. Aun así, la mayoría de los libaneses se mantienen del lado de las FAL al que han mostrado su apoyo en las redes sociales y los medios de comunicación.

Hace más de tres años que comenzó la guerra civil en Siria para acabar con el régimen de Bachar El Asad y todavía no se ha encontrado una solución viable que contente tanto a los rebeldes como al gobierno. Durante estos 40 meses que de guerra han muerto 170.000 sirios, de los cuales 56.000 han sido civiles (entre ellos 9.000 niños), 65.000 soldados y 46.000 combatientes rebeldes. Pero las cifras son aún más espeluznantes cuando se tiene en cuenta que 12 millones de personas, la mitad de la población siria, se ha visto obligada a huir de sus hogares y convertirse en refugiados.

Líbano es el país que con más rapidez ha respondido a la llamada de los que huyen para sobrevivir y entre sus fronteras se encuentra un millón y medio de los tres millones de refugiados sirios que han conseguido salir de su país. De estos, 100.000 se encuentran en Ersal, la provincia más cercana a la frontera, donde han empezado a llegar rebeldes yihadistas que pretenden ganar terreno en un país ajeno para poder enfrentarse a El Asad que está ganando posiciones en Siria.

Tal como está la situación y con vistas a un empeoramiento, la ONU y otros organismos internacionales han advertido de la imposibilidad de recuperar una Siria que agoniza bajo el peso de la guerra.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.