Alerta del “antifeminismo disfrazado” del que hablaba María Cambrils, cuyo ‘Feminismo Socialista’ reedita la Fundación Pablo Iglesias

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) –

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha reivindicado este miércoles las políticas de recuperación de la memoria histórica y ha subrayado que sus detractores no podrán destruir “con amenazas ni martillazos” la de quienes fueron condenados a la oscuridad por la dictadura franquista.

Así lo ha asegurado Lastra en un acto virtual organizado por la Fundación Pablo Iglesias para presentar la reedición de la obra ‘Feminismo socialista’, la recopilación de varios de los artículos escritos hasta 1925 por la valenciana María Cambrils.

La también portavoz del Grupo Socialista en el Congreso ha señalado que es imposible reparar todas las “injusticias” cometidas en 40 años de “tiranía”, pero ha dejado claro que el objetivo de las políticas que se empezaron a desplegar en 2007, con José Luis Rodríguez Zapatero, es reparar las más posibles y proteger el derecho a la “propia memoria”.

Así, ha defendido la necesidad de “ayudar a todos a recuperar una memoria en muchos casos condenada a la oscuridad, hurtada y despreciada”. “Esa memoria no puede ni podrán destruirla con amenazas ni martillazos”, ha aseverado.

Lastra se refería así a los ataques sufridos por la estatua de Francisco Largo Caballero en Madrid de los que ha responsabilizado no sólo la extrema derecha sino también al PP y Ciudadanos que apoyaron su retirada planteada por Vox en el ayuntamiento capitalino. A su juicio, a cualquier demócrata le produce “vergüenza” y “bochorno” a PP y Ciudadanos “destruyendo a golpes el busto de quienes dieron su vida por la libertad y la Justicia”.

La portavoz socialista ha puesto a Cambrils como ejemplo de una de las personas cuyo legado quiso silenciar el franquismo y ha destacado la vigencia de su obra en la que ya alertaba de la existencia de un “antifeminismo disfrazado” que, según la socialista, sigue existiendo.

LA AMENAZA SIEMPRE ESTÁ AHÍ

Cambrils se refería así al “ahora no toca” con el que históricamente chocaba el feminismo cada vez que reivindicaba avances en derechos y Lastra lo ha relacionado con las “políticas reaccionarias” que siguen empeñadas en “hacer callar a las mujeres” cada vez que logran una conquista.

“Esa amenaza está siempre presente”, ha dicho la números dos del PSOE, avisando del crecimiento de la “semilla del despotismo por todo el mundo de la mano del machismo” y enmarcando en ese escenario el “vergonzoso” acuerdo de PP y Cs con Vox para gobernar en Andalucía que, ha denunciado, llevó a convertir en “política pública la negación de la violencia contra las mujeres”.

Pero Lastra ha dejado claro que este tipo de alianzas no lograrán hacer “callar” a las españolas y que el Gobierno seguirá adelante aprobando medidas como la Ley contra la violencia sexual o las destinadas a garantizar la igualdad en el empleo. “El machismo no comprende que algo ha cambiado y para siempre en el país”, ha concluido.

ALEGATO DE LA DEMOCRACIA

En la presentación ha intervenido también el presidente de la Fundación Pablo Iglesias y dirigente del PSOE, Santos Cerdán, quien ha denunciado que la dictadura borró “con ahínco” las huellas de Cambrills, quién “pagó con el olvido el precio de vivir como pensó”. Para luchar contra esta desmemoria, la fundación ha decidido reeditar la obra ‘Feminismo Socialista’.

De su lado, el periodista Isaías Lafuente ha definido a Cambrils como una “mujer extemporánea” que en 1925, en plena dictadura de Miguel Primo de Rivera, escribió este “claro alegato de la democracia y la justicia” en el que, como Clara Campoamor, sostiene que “no se puede construir una democracia sin contar con la mitad de la ciudadanía”

Como ejemplo de la condena al olvido de ambas, Lafuente ha recalcado que de Cambrills sólo se ha encontrado una imagen y de la voz de Campoamor no se conserva ni una sola grabación.



Source link