En los años 50 nació nace en países como Japón y Vietnam un concepto de bar en el que la calidad de sonido es la absoluta protagonista. La idea se hizo popular muy rápidamente, y, solo en Japón, llegó a haber más de 500 bares audiófilos.

Recientemente, este concepto se ha empezado a extender a otras ciudades como Londres, París, Los Ángeles, Berlín, Nueva York… Y, ahora, ha llegado a Madrid.

“El término Audiophile, hace referencia a la calidad de sonido, y se puede aplicar a un bar, café, restaurante, coctelería, sala de conciertos, discoteca… En Tempo con nuestras 2 plantas y 4 ambientes vamos a reunir en un solo local todas las opciones”, indican los impulsores de este nuevo espacio, único en su especie en la capital.

En su equipo, Audiophile incluye cocineros Estrella Michelin, cocteleros, punteros de la escena madrileña y un programador de conciertos, promotor y dj.

En la planta calle “hemos optado por equipos clásicos, de la época que se conoce como la ‘era dorada del sonido’, la que va de finales de los 60 a mediados de los 80”. Una época en la que “no se buscaba ni ahorrar costes ni la obsolescencia programada, el objetivo de cada marca era conseguir el mejor sonido sin mirar tanto los costes. Los materiales, maderas mazizas, metales nobles…”. La planta sótano acoge la sala de conciertos y discoteca.



Source link