El Gobierno avanza a hacia la autofinanciación del complejo de Cuelgamuros cargando gastos a su fundación

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) –

El subsecretario del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Antonio José Hidalgo López, ha avanzado este viernes en el Congreso que el Gobierno podría suspender de nuevo en 2021 la subvención para la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos de la que son beneficiarios los frailes benedictinos de este complejo.

El Ejecutivo ya suspendió esta ayuda en 2019 y 2020 alegando que los monjes no habían justificado debidamente el uso que venían haciendo de los 340.000 euros a los que ascendía esa subvención anual y, según ha anticipado Hidalgo, lo mismo podría suceder el año que viene.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para dar cuenta de los correspondientes a su departamento, Hidalgo ha explicado que, mientras no se modifique el régimen jurídico de esta fundación –lo que está previsto en la futura Ley de Memoria Democrática–, el Gobierno debe prever en las cuentas la posibilidad de que esa subvención se mantenga.

“Esta previsión puede luego concretarse o no en una transferencia a los benedictinos de la fundación dependiendo de si se cumplen o no los criterios propios de la Ley de Subvenciones. Este año no se ha transferido porque se ha entendido que no se ha cumplido con obligación que les corresponde como beneficiarios”, ha esgrimido.

NUEVA LEY, NUEVO RÉGIMEN

En la misma línea, ha avanzado que la previsión es que el régimen jurídico de esta fundación cambie el año que viene, una vez se apruebe la nueva ley de memoria.

De momento, el Gobierno ha introducido una disposición adicional en el proyecto de Presupuestos para 2021 destinada a modificar el régimen de ingresos y gastos de la fundación para avanzar hacia su autofinanciación.

A partir del año que viene Patrimonio Nacional cargará a esta entidad los gastos que genere el recinto –con excepción de su personal– y a cambio la fundación se quedará con los ingresos que genere la “actividad, rendimientos y explotación de los bienes y derechos de titularidad” de la misma.

Así consta en la disposición adicional centésima vigésima cuarta del proyecto presupuestario, recogida por Europa Press, a la que no ha hecho mención el subsecretario durante su comparecencia.

Esta disposición establece que, a partir del próximo ejercicio, los ingresos provenientes de la actividad, rendimientos y explotación de los bienes y derechos de titularidad de la fundación “dejarán de ser contabilizados como ingresos del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, registrándose y contabilizándose como ingresos de la fundación, “de acuerdo con el régimen jurídico aplicable a la misma”.

INVENTARIO PROPIO, AJENO A PATRIMONIO

Del mismo modo, los gastos que el Consejo de Administración del Patrimonio Nacional realice en el recinto, en ejercicio del patronato de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, “se registrarán y contabilizarán como gastos” de la entidad y tendrán que ser “soportados” por los ingresos que se consignarán con el nuevo régimen.

“Quedan excluidos de la previsión de este apartado los gastos del capítulo I del presupuesto del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional relativos al personal de dicho organismo que prestan servicios en el recinto del Valle de los Caídos”, especifica la disposición.

Además, la ley prevé que durante el año que viene Patrimonio Nacional hará inventario de los bienes y derechos de la fundación, desvinculándolos de su propio inventario.



Source link