El cambio climático global ha aumentado la cantidad y la intensidad de las inundaciones en bastantes partes del mundo, amenazando la seguridad alimentaria por la importante pérdida de cosechas.

 

Algunos vegetales, incluyendo cultivos agrícolas básicos como el arroz, el trigo y la cebada, pueden sobrevivir a períodos relativamente largos de inmersión en el agua activando vías energéticas que no dependen del aire, en respuesta a las condiciones de escasez de oxígeno bajo el agua.

 

Esa capacidad les permite soportar inundaciones.

 

Las reacciones de tales vegetales a los efectos de la inmersión en agua están controladas por enzimas sensibles al oxígeno.

 

Un equipo internacional integrado, entre otros, por Mark White, de la Universidad de Sídney en Australia, y Emily Flashman, de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, ha examinado a fondo las estructuras moleculares de esas enzimas sensibles al oxígeno por primera vez, identificando las características químicas que se requieren para la actividad de las enzimas.

 

[Img #61602]

Mark White. (Foto: University of Sydney)

 

Los autores del estudio creen que los resultados de su investigación pueden ser la base para futuros estudios encaminados a lograr el control de la actividad de esas enzimas a fin de intentar crear variedades de cultivos que sean resistentes a inundaciones, lo que ayudaría a lidiar con los episodios extremos de lluvia, una de las consecuencias del calentamiento global. (Fuente: NCYT de Amazings)



Source link