Advierten de que “adoptarán las medidas necesarias” si Washington no retira a sus tropas en el plazo acordado

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) –

El líder de la oficina política talibán en Qatar, el mulá Abdulghani Baradar, ha afirmado este lunes que el acuerdo de paz firmado en febrero con Estados Unidos ha sido “positivo hasta ahora”, si bien ha resaltado que el grupo “adoptará las medidas necesarias” si Washington no retira a sus tropas de Afganistán en el plazo acordado.

“Los resultados de la aplicación del acuerdo de Doha con Estados Unidos han sido positivos hasta ahora”, ha señalado Baradar en una entrevista concedida a la agencia iraní de noticias Tasnim, en la que ha destacado que “la cifra de tropas estadounidenses se ha reducido a 8.600, mientras continúa el proceso”.

El acuerdo contemplaba la retirada de 8.600 militares en 135 días desde la fecha de la firma del mismo y la retirada total de las tropas extranjeras en un plazo de 14 meses. A cambio, los talibán se comprometen a impedir que grupos terroristas como Al Qaeda tengan una base segura desde la que atacar a Estados Unidos y sus aliados.

En este sentido, Baradar ha destacado que “si las fuerzas extranjeras no abandonan Afganistán en el tiempo acordado, el Emirato Islámico adoptará las medidas necesarias”, sin dar más detalles al respecto, antes de descartar la existencia de cualquier tipo de acuerdo secreto con Estados Unidos.

Por otra parte, ha vuelto a pedir al Gobierno afgano que complete el proceso de liberaciones de insurgentes encarcelados en el país “para preparar el terreno para el lanzamiento de las negociaciones intraafganas”.

“La liberación de los 5.000 presos talibán es la condición previa al inicio de las negociaciones intraafganas”, ha sostenido Baradar, quien ha negado además que el grupo haya entregado una nueva lista al Ejecutivo de Kabul, tal y como han recogido los medios locales en las últimas semanas.

Baradar ha resaltado además que los talibán buscan el establecimiento de una Administración “islámica” en el país, si bien ha descartado que quieran “monopolizar” el poder. “Todos los afganos tienen derecho a involucrarse en salvaguardar una administración islámica en el país”, ha argüido.

Las palabras del líder de la oficina de los insurgentes en Qatar han llegado días después de que su portavoz, Suhail Shahin, resaltara que el grupo está dispuesto a poner en libertad a todos militares afganos detenidos antes de la fiesta del sacrificio y al final de la misma, así como a iniciar negociaciones con las autoridades afganas si se completa el canje de prisioneros.

Hasta la fecha han sido liberados cerca de 4.200 talibán y más de 850 miembros de las fuerzas de seguridad, si bien el presidente afgano, Ashraf Ghani, destacó la semana pasada que el proceso de paz no avanzará hasta que “no esté claro el destino” de todos los miembros de las fuerzas de seguridad capturados por los insurgentes.

Por otra parte, los talibán han mantenido sus ataques contra las fuerzas de seguridad y se han negado a firmar un alto el fuego antes del inicio de las conversaciones, lo que ha llevado al Ejecutivo a incrementar sus operaciones contra el grupo.



Source link