MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El 10 de septiembre llega a Netflix ‘Memorias de Idhún’, la adaptación en formato anime de la exitosa trilogía literaria de Laura Gallego que se estrena tras la polémica desatada en redes sociales ante el descontento de algunos fans por la elección de los actores que ponen voz a algunos de los personajes protagonistas. Sin embargo, los creadores defienden la labor de los actores, asegurando que “se han vaciado y han hecho un trabajo muy bueno”.

   “Estas cosas suceden“, asegura la directora Maite Ruiz de Austri en una entrevista concedida a Europa Press junto al productor Alex Barroso al preguntarle sobre la polémica que envuelve al elenco de voces principales de la serie que, salvo en el caso de Michelle Jenner, actriz con gran experiencia en el mundo del doblaje, no ha sido bien recibido por los seguidores de la saga. “Hemos trabajado con Laura Gallego codo a codo desde el primer momento, durante dos años y cuatro meses de trabajo, en el que hemos pasado por decisiones de todo tipo”.

   “Desde la imagen hasta el sonido, hemos trabajado en conjunto. No se puede coincidir en todo“, añade en alusión al comunicado publicado hace unos días por la propia autora en el que Gallego aseguraba que no eran las voces que ella se había imaginado para sus personajes. “Ha sido un proceso en el que hemos hecho muchísimas pruebas y finalmente hemos decidido que esta era la mejor opción”, apunta.

    Eso sí, pese al descontento de algunos fans, la directora lo tiene claro. “Los actores se han vaciado“, asegura refiriéndose a la pasión con la que Itzan Escamilla, Michelle Jenner, Sergio Mur y el resto de actores han abordado a los personajes de Memorias de Idhún. “Han hecho un trabajo serio y muy bueno y yo creo que están muy bien. Y que van a gustar, en cuanto la gente tenga la oportunidad de ver su trabajo”, promete.

   Por otro lado, y pese al comunicado publicado por Laura Gallego en su página web, en el que se refería a otros actores como una primera y consensuado elección, el productor de la serie, Alex Barroso, ha explicado que en realidad nunca hubo un primer equipo de dobladores profesionales, sino que hubo “un proceso de casting muy largo, en el que se valoraron muchas voces, entre ellas las de actores profesionales de doblaje, y otras de actores que no suelen hacer doblaje”. “Y al final la decisión fue la que ha acabado siendo, pero nunca hubo un primer y luego un segundo casting“, argumenta Barroso.

   “Como decía Maite, no siempre se puede estar al 100% de acuerdo en todo, y hemos tenido la suerte de que éste ha sido casi el único tema en el que hemos tenido una diferencia de opinión con Laura. Yo espero que la gente vea la serie, que les puede gustar o no, porque hay cosas que son gustos personales, pero los actores han trabajado muy duro, se lo han tomado muy en serio, y ha habido un trabajo de muchos profesionales detrás”, sentencia el productor.

¿POR QUÉ ANIME Y NO IMAGEN REAL?

   En cuanto a por qué llevar esta historia a la pantalla en una serie de animación y no imagen real, la idea que más pesó “es que ya había un trabajo previo“, argumenta la directora. “Ya hay un cómic de Estudio Fénix en el que ya se había concretado como eran los personajes y los decorados, tanto en el mundo real como en Idhún o Limbhad. El siguiente paso era hacer una serie de animación, mover a esos personajes que se habían diseñado“, recueda.

   Maite Ruiz continúa explicando que, pese a que ya existía un trabajo previo adaptando las novelas de Laura Gallego, han hecho un segundo “trabajo de adaptación” en cuanto a que han desarrollado la personalidad y los movimientos de todos los protagonistas.

   “Nos hemos basado en los diseños del cómic, y a partir de ahí hemos creado algo completamente distinto, más anime. Pero ese es el motivo”, sentencia la directora. Un argumento que el productor complementa recordando que “desde un principio ya tenían la idea de una serie de animación en formato anime“. “Era lo que queríamos hacer”, zanja.

FIEL A LAS NOVELAS

   Por supuesto, adaptar una saga de fantasía tan ambiciosa como es ‘Memorias de Idhún’ no es tarea fácil, pero Maite Ruiz agradece haber contado siempre con la colaboración de Laura Gallego. “Yo conozco bien el mundo de Idhún, porque soy fan, pero siempre había cosas que ella te comentaba y te ampliaba la visión. No puedo hablar de dificultades“, dice la directora, agradecida de la labor de la autora.

   “Ha sido muy interesante trabajar con alguien que previamente ha creado a los personajes y su mundo“, añade antes de asegurar que la serie de Netflix es “una adaptación fiel hasta el punto de que todo lo que aparece en los libros sale en la serie”. “Pero Laura se ha tomado algunas licencias con el guion. Pequeñas sorpresas que, si eres fan de ‘Memorias de Idhún’, te van a gustar”, promete.

   La primera temporada de Memorias de Idhún se estrena en Netflix el jueves 10 de septiembre, con un total de cinco episodios que adaptan ‘La Resistencia’, primero de los tres libros de Laura Gallego.



Source link