El capitán de la UCO que participó en la búsqueda de Diana Quer,
José Miguel Hidalgo, ha explicado en el juicio del caso que José Enrique Abuín confesó donde estaba el cuerpo de la víctima después de que su mujer quedase en
libertad.

‘El Chicle’ les llevó hasta la nave de Asados donde escondió el
cadáver y cuando se encontraban en el sótano cerca del pozo, se mostró
aprehensivo y no quiso acercarse. “Tengo grabada la cara de la niña como si la
estuviera viendo ahora mismo
“, aseguró ante los agentes.

El guardia civil ha explicado que el acusado mostró esa actitud
porque, según explicó, había ido hasta allí y había visto el cadáver: “He
vuelto aquí y la he vuelto a ver, vine a comprobar, vine aquí y la volví a
ver
“.

José Miguel Hidalgo también ha explicado que José Enrique Abuín
“tenía patrones de conducta tendente a cometer delitos de índole
sexual”: “Siempre que actúa intenta quitar el móvil, amenaza a la
víctima con armas blancas, intenta introducir a la fuerza en vehículos…
Pensamos que es una hipótesis de lo que le pudo pasar a Diana Quer“.

Además apunta que ellos se guían por patrones mentales: “Si
hemos cometido un hecho delictivo, lo más probable es que vayamos a una zona
que conocemos.
En el caso de José Enrique se cumplió”.

El agente también ha señalado que antes de llevarles hasta la nave
de Asados, ‘El Chicle’ aseguró que había enterrado a Diana en el Polígono de A Pobra,
algo que fue descartado pero que se investigó. Posteriormente, llevó a los
agentes al Puerto de Taragoña, lugar donde tampoco se encontraba el cuerpo. Además,
cuando fue detenido atribuyó la muerte a un atropello.



Source link