Pepe Mejía | La Marea Básica contra el Paro y la Precariedad ha tachado de “ineficaz e insuficiente el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y el resto de medidas que las diferentes administraciones del Estado han llevado a cabo durante los últimos para paliar la crisis social y económica”.

En un comunicado difundido hoy, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad pone el foco en la medida estrella de este Gobierno, el IMV. “De más de 700.000 solicitudes presentadas tan solo se han resuelto 32.629, el 4,57%, y de éstas solamente el 12,7% han sido favorables, lo que significa que han sido aprobadas el 0,58% del total presentadas (poco más de 4.000). Conviene recordar que los poco más de 74.000 expedientes del IMV que se aprobaron de oficio para las familias con derecho a prestación por hijo deberán ser esta vez solicitados por las perceptoras en breve plazo si desean seguir percibiéndolos”.

“El colapso del sistema nacional de la Seguridad Social –prosigue el comunicado- es más que evidente a pesar de que no se proporcionen datos oficiales. A la dificultad de la presentación de solicitudes telemáticas se suman las largas colas de espera para que las personas sean atendidas presencialmente gracias a la complejidad del formulario de solicitud, los documentos exigidos en su presentación y la brecha digital existente para las personas que más lo necesitan. Otra consecuencia terrible de este colapso es el hecho de que el acceso a otras prestaciones como por ejemplo el subsidio por desempleo y la gestión de las nuevas pensiones se encuentra en situación de parada creando aún más sufrimiento innecesario”.

“El tiempo pasa y las necesidades de las personas se agravan. A quienes se encuentran ya en situación de extrema pobreza se les van sumando cada vez más personas y muchas otras se encontrarán pronto en riesgo de exclusión. Si la situación anterior a la crisis del Covid-19 resultaba insostenible, ¿cómo calificaríamos la actual?”.

Desde Marea Básica contra el Paro y la Precariedad exigen la implantación urgente de la Renta Básica de Emergencia en los términos propuestos por Marea Básica contra el Paro y la Precariedad y Red Renta Básica. Y, mientras la exigencia anterior llega, reclaman “que el ejecutivo cumpla su palabra y aborde la resolución y pago inmediato del IMV a las 850.000 familias que según su campaña mediática cubriría dicha renta mínima” y que las Comunidades Autónomas complementen el IMV hasta lo establecido en la Carta Social Europea. Nadie por debajo del umbral de la pobreza.

También exigen el pago inmediato de todos los ERTES, subsidios y prestaciones sociales que se encuentra sin realizar. Así como “la derogación de las reformas laborales y la elaboración de una nueva ley que entre otras medidas sociales fomente la reducción de la jornada laboral, el reparto del trabajo asalariado y la publicación de nueva oferta de empleo público que refuerce sanidad, educación y el resto de servicios públicos necesarios para asegurar una vida digna a toda la población”.

En relación a la población migrante, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad pide “La regularización de todas las personas migrantes que viven, trabajan y sueñan en nuestro país reconociendo de manera efectiva sus derechos universales”. Así como “La paralización inmediata de todos los desahucios por impago de hipoteca o alquiler sin alternativa habitacional”.

Finalmente, coincidiendo con la semana internacional en favor de la Renta Básica Universal (RBU) la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad impulsará movilizaciones de manera descentralizada y en la mayoría de territorios del Estado a partir del próximo día 15 de septiembre para reclamar, ante el desastre del IMV, una Renta Básica de Emergencia.

“Es necesario conformar ese contra-poder ético y cívico que haga frente a las presiones que el poder financiero, económico y empresarial ejerce sin ningún pudor sobre todos nuestros representantes políticos e institucionales. Nada nos será regalado, cada centímetro de avance en la lucha por la conquista de nuestros derechos universales necesita del esfuerzo, el compromiso y la generosidad colectiva de todas nosotras. Solas no podemos, juntas sí. Ha llegado de nuevo la hora, pongámonos en marcha”.



Source link