Hace cinco años se vendieron en España, de forma legal, 90.290 millones de cigarrillos, hoy en día la cifra se ha visto reducida en un 47%, alcanzando los 47.508 millones. Las principales causas de este descenso apuntan en dirección al Gobierno, ya sea por el endurecimiento de la ley antitabaco aprobada en 2011, las continuas subidas de impuestos o el encrudecimiento de la crisis económica que afecta directamente al poder adquisitivo de los españoles.

Justamente este último factor es el que está beneficiando el contrabando de tabaco, que hace daño tanto a las grandes empresas como a las arcas públicas. Según el estudio que encargaron las grandes tabacaleras mundiales a KPMG (British American Tobacco, Japan Tobacco Internacional, Imperial Tobacco y Philip Morris) el 8,8% del tabaco consumido en España procede del contrabando, lo que significa que el 11,3% de los cigarrillos no tributa y el Gobierno deja de ingresar unos 718 millones de euros al año en impuestos.

Por supuesto, las empresas ya han tomado medidas y han denunciado la situación a la UE, que ha encontrado evidencias de que en Gibraltar hay un gran mercado de contrabando de tabaco y blanqueo, por lo que la Oficina Europea Antifraude ha pedido responsabilidades judiciales tanto a España como a Reino Unido para acabar con esta situación.

Por otro lado, encontramos las marcas de cigarrillos y las alternativas low cost, las grandes beneficiadas en esta crisis ya que al tener menos dinero, los consumidores están en continua búsqueda de posibilidades más baratas. Entre ellas encontramos marca como Elixyr, Golden America o Winfield que ya ocupan el 11,3% del mercado a pesar de que en 2009 sólo tres de los 100 cigarrillos vendidos pertenecían a estas marcas. Su principal característica es que su margen de beneficios es muy bajo en comparación con las grandes, es decir, al hora de poner precio a la cajetilla existen unos impuestos mínimos que todos han de cumplir para evitar el desplome de precios, pero estas marcas prefieren fijar el precio entre los 3,95 y los 4,10 euro, en vez de en los 4,8 o 4,95 que puede constar un paquete de Marlboro.

Además otras posibilidades impensables para mucho también han encontrado su gran hueco en el mercado, como pueden ser el tabaco de liar, las pipas o incluso, los puros.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.