Lamentablemente, siempre que llegan noticias de Israel, es por los continuos conflictos que tienen lugar entre judíos y palestinos. La “Tierra prometida” no es capaz de encontrar una convivencia pacífica entre sus pueblos.

Después del asesinato de un joven palestino quemado vivo, Shimon Peres, presidente de Israel, ha comparecido para afirmar que el responsable del asesinato será castigado con dureza. A su vez, las autoridades israelíes declaraban que no encubrirán “el brutal asesinato” del joven palestino Mohammed Abu Khdeir.

El gobierno palestino, por el contrario, acusaba a Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí, de incitar a la venganza tras el asesinato previo de tres jóvenes judíos, cuyo entierro desató una ola de violencia. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, ha solicitado una investigación internacional sobre el asesinato del joven palestino y otros actos que describió como “crímenes terroristas” en contra de su pueblo.

Detonante

Todo comenzaba la semana pasada con el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes, estudiantes de un seminario rabínico en un asentamiento de Israel. No han trascendido por el momento más detalles de este crimen, ya que las fuerzas israelíes únicamente cuentan con dos detenidos supuestamente involucrados, según las sospechas de las autoridades israelíes.

Inmediatamente después de conocerse el crimen, se multiplicaban por las redes sociales los distintos llamamientos a vengar el asesinato y se formaron concentraciones en las que se corearon consignas como “muerte a los árabes”. Un día después de hallar los cuerpos sin vida de los tres jóvenes israelíes, tuvo lugar la muerte del joven, Mohamad Abu Jedir, un palestino de 16 años y vecino del campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén. Fue quemado vivo. Hallaron su cuerpo en un bosque de la ciudad.

Según informa la radio Israelí, seis personas eran detenidas por su supuesta implicación en el asesinato, varios imputados eran judíos menores de edad, por lo que cobra fuerza la hipótesis de una venganza por los tres jóvenes en Cisjordania, crimen que en principio fue atribuido a Hamás por el Gobierno israelí.

En el multitudinario funeral de Jedir por las calles de Shuafat, los participantes llamaron a un nuevo alzamiento  de la “Intifada” contra Israel, acto que acabó en varios disturbios entre las fuerzas de seguridad israelíes y vecinos palestinos.
Las tensiones generadas por esta ola de violencia y asesinatos han devuelto la inestabilidad a Jerusalén, provocando varios días de enfrentamientos entre israelíes y palestinos.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Esther Dibae

Esther Dibae

Mente inquieta y periodista en ciernes. Comunico en Colectivo Raro y colaboro donde me dejan.
Esther Dibae

Latest posts by Esther Dibae (see all)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.