PALMA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) –

Las tareas de excavación y exhumación en el cementerio de Porreres han descubierto “una cimentación fuera de lo habitual” sobre una de las fosas, cuya retirada ha sido “más compleja de lo esperado”, según ha informado la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización del Govern balear.

El equipo técnico de Aranzadi, encargada de estos trabajos, ha tenido que trabajar los últimos días en la retirada de este bloque de hormigón, en el bloque de nichos y capillas de la fosa número 5 del cementerio municipal de Porreres.

En concreto, las máquinas excavadoras han tenido que eliminar una plataforma de 55 centímetros de hormigón armado, una base muy diferente a la que se había localizado hasta ahora en el resto de bloques de nichos y capillas excavados, que presentaban una base mucho más sencilla.

Una vez retirada dicha plataforma, este mediodía ya se han podido iniciar las tareas propiamente de excavación del equipo de arqueólogos, que han limpiado toda el área por debajo de la placa de hormigón. La profundidad de esta placa ha sido bastante mayor de lo esperado inicialmente.

Según ha indicado la Conselleria, a partir de ahora se trabajará para comprobar si esta cimentación ha podido afectar a las posibles fosas en este lugar.

PLAN DE FOSAS

Estos trabajos forman parte del Plan de Fosas 2018 del Govern y continúan las labores iniciadas en noviembre de 2016, que permitieron exhumar 49 cuerpos de víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. De ellas, 14 fueron identificadas y los restos humanos se devolvieron a sus familias.

En aquella intervención se localizaron nueve fosas comunes, que fueron excavadas en su totalidad, a excepción de la fosa número 5, que se encontraba debajo del bloque de nichos construidos en la parte central de la parcela. Se estima que podría contener al menos seis cuerpos.

La excavación se retransmite en directo por parte del equipo técnico de Aranzadi. El objetivo de esta retransmisión es ofrecer un seguimiento cuidadoso de las actuaciones que se llevan a cabo en Porreres, “con total seguridad y con todo el detalle de la información que se requiera”, según la Conselleria.



Source link