'La Espera' de Colectivo Fango

‘La Espera’ de Colectivo Fango

Los Teatros del Canal acogen el estreno absoluto de la nueva creación de Colectivo Fango,  La Espera, que estará en cartel de la Sala Negra del 27 al 31 de enero. La Espera cierra la trilogía que esta agrupación teatral inició con F.O.M.O. – Fear of Missing Out y continuó con Tribu. Las tres piezas son una búsqueda de la identidad en relación con el tiempo presente (F.O.M.O.), al pasado (TRIBU) y el futuro (La Espera). Hablamos con Ángela Boix, un de las acrtices del elenco.

¿Cómo nace Colectivo Fango? Nace de la necesidad de reformular el espacio creativo. Por un lado, un lugar donde pudiéramos desarrollarnos en grupo y poder vivir la profesión de un modo menos individualista  y más acogedor, un lugar de mucha escucha y diálogo. Pero también un espacio que fuera independiente al sistema de producción teatral en Madrid. Sentíamos que veníamos de poner lo artístico siempre al servicio de lo productivo y que esto limitaba completamente no sólo nuestra creatividad sino también nuestra identidad. Comenzamos por preguntarnos quienes queremos ser artísticamente, más allá de si seríamos capaces de vender nuestro trabajo. Nos dimos ese lugar de investigación real.

La espera cierra la trilogía iniciada con F.O.M.O. y Tribu, en la que se habla de pasado, presente y futuro. ¿Fue una trilogía premeditada desde el principio? Cada obra se ha desarrollado de un modo natural. El eje de las tres es la búsqueda de identidad. Con F.O.M.O  exploramos la automanipulacion en la era digital y Tribu surgió de la necesidad de hablar del vínculo con los demás, de la famila. Veníamos de hablar de la inmediatez y teníamos ganas de experimentar lo contrario- la demora, la contemplación. Eso nos conectaba con el origen y la memoria. Al finalizar Tribu nos dimos cuenta de que el concepto temporal había marcado nuestros primeros montajes y que tenía todo el sentido enfocar el próximo trabajo sobre la mirada hacia el tiempo futuro. 

Es una trilogía sobre identidad y tiempo. ¿Se puede decir que somos los mismos que hemos sido hace años, y los mismos que seremos en el futuro? Es una pregunta muy filosófica, no lo sé. Lo interesante para nosotros como equipo artístico es precisamente hacernos preguntas como esa  y ver de qué modo nos afectan a nosotros; en nuestra vida, en la relación con los demás, en nuestra expectativa vital. Al final, preguntarnos quienes somos es la pregunta de arranque y sentimos que nuestra tarea no es tanto responderla como ver de qué manera vivimos con ella- para nosotros el teatro tiene más que ver con la vivencia que con dar respuestas racionales.

¿Necesitábamos una comedia después de este encierro? No es que nos propusieramos hacer comedia pero sí teníamos la necesidad de reirnos en el proceso de trabajo. El confinamiento potenció esa necesidad que ya estaba presente.

¿Cómo estáis llevando las dificultades derivadas de la pandemia? Está siendo un momento muy complejo. Como compañía  nos ha sostenido mucho la constancia; continuar alimentando el espacio creativo aunque no pudiésemos vernos. La pandemia nos confronta con la incertidumbre del futuro, el tema central de la obra, con lo que la experiencia de esta crisis hace que salir al escenario para hacer La Espera tenga un profundo significado para nosotros.

 

 



Source link