Para hacerla más sólida, apuesta por “democratizar el espacio” y ampliar su base con más agentes a la “izquierda del PSOE”

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) –

La dirección de IU defenderá en la próxima asamblea federal, prevista en enero, en “fortalecer” la coalición con Podemos, bajo la marca Unidas Podemos, y apostará para ello por “democratizar” este espacio de convergencia, de cara a asentar su “base popular y territorial”.

Así figura en el borrador ‘Documento Político y Organizativo’ de la XII asamblea federal de IU, al que ha tenido acceso Europa Press, y que se abordará para su validación de la Coordinadora Federal, que se reúne este sábado. En esta cita, el líder de IU, Alberto Garzón, detallará el balance de la gestión de la dirección que encabeza.

El texto ahonda en que se ha construido una coalición “estable” pero que no se ha asentado una “base popular y territorial” que la sostenga. En este sentido, observa como “evidente” que constituir unidad popular es un “proceso mucho más profundo que garantizar la estabilidad de Unidas Podemos”, pero añade que “es obvio” que la coalición con Podemos es actualmente la “única base sólida” para ello.

Al respecto, el análisis que se someterá a ponencia el sábado, que estará abierto a modificaciones, recuerda que muchas de las confluencias municipales que “consiguieron vuelcos en los ayuntamientos más importantes” en las elecciones de 2015 “han desaparecido, a pesar de los esfuerzos de Izquierda Unida por consolidar estos espacios e incluso para evitar divisiones”.

Por lo tanto, ve “imprescindible” que IU “siga apostando por los procesos unitarios populares” y proponga al conjunto de los actores que componen Unidas Podemos “medidas que permitan democratizar el espacio para hacerlo más sólido”, empezando por “priorizar” una coordinación interna similar a la de una coalición, para “después plantearse la posibilidad de espacios más extensos de participación”.

En consecuencia, apela a una estrategia para que Unidas Podemos se amplíe y no sea solo un espacio “electoral”, dejando a un lado “las dinámicas identitarias de las organizaciones políticas”. Por ello, llama a incluir a “otros sujetos a la izquierda del PSOE”.

“Reafirmamos nuestra propuesta y la adecuamos a una nueva realidad política que, no obstante, sigue haciendo del fortalecimiento de la convergencia y la unidad popular una propuesta imprescindible de carácter estratégico”, desgrana la dirección que lidera Alberto Garzón.

A su vez, el documento ensalza el “arraigo territorial” de IU y su capacidad para conectar con los “universos activistas”, por lo que no renuncia a su “vocación hegemónica dentro del espacio de la izquierda transformadora”.

El balance que la dirección someterá a debate de la Coordinadora Federal, máximo órgano de dirección entre Asamblea, destaca que se ha logrado una IU como “movimiento político y social, más democrática y, por lo tanto, más fuerte y cohesionada”.

APUESTA “NÍTIDA” POR LA REPÚBLICA

Además, se propone que la próxima asamblea lance un “mensaje nítido” a la sociedad y, por tanto, IU “redoblará” su “apuesta” por una república federal y descentralizada frente a la monarquía parlamentaria.

“El poder institucional y gubernamental debe servir para reforzar la lucha social y cultural”, enfatiza el documento para aseverar que la monarquía “carece de legitimidad, no solo como institución antidemocrática de origen sino por su trayectoria en la historia de España, en última instancia como heredera del franquismo”.

“EL APARATO JUDICIAL ESTÁ A LA VANGUARDIA DE LA OPOSICIÓN”

Además, la propuesta de ponencia recalca que la presencia en el Gobierno y las instituciones les dotan de “posiciones privilegiadas” para “desintoxicar el ambiente” –cargado de “sentimientos negativos y valores reaccionarios– del que “se aprovechan las derechas”.

“La acción de gobierno no se medirá tanto en términos administrativos como en términos culturales: será exitoso si es capaz de redirigir el sentido común en una dirección progresista que acompañe la puesta en marcha de políticas transformadoras ambiciosas”, reivindica ante el “avance de la extrema derecha”. De igual modo, la mejora de condiciones de vida es el objetivo primordial de la labor ejecutiva.

Finalmente, reflexiona que el “bloque reaccionario” de los partidos de derechas presentan un programa común aunque concurren de forma fragmentada en las instituciones y que “aparato judicial ejerce, desde hace dos años, de vanguardia de la oposición, intentando llegar donde los partidos de las derechas no pueden llegar”.



Source link