MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) –

   El bailaor Jesús Carmona, en la modalidad de creación, y la bailarina Iratxe Ansa, en la de interpretación, han obtenido este lunes los Premios Nacionales de Danza 2020, concedidos anualmente por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotados con 30.000 euros cada uno.

   “La danza se está ahogando, la situación es pésima, el momento más complicado para la historia de la danza. No tenemos opciones para desarrollarnos y el que no quiera verlo pues no hay peor ciego que el que no quiere ver“, ha señalado a Europa Press Carmona.

   En este sentido, ha destacado que “se podría hacer mucho más” y ha hecho hincapié en la “necesidad” que tienen los artistas de que el público “se acerque a la danza”.

   En este punto, el bailaor ha hecho referencia a la campaña impulsada por el Ministerio de Cultura y Deporte ‘La cultura es segura’ que, aunque cree que “está fenomenal”, en su opinión, “se tendría que haber hecho antes”.

   El artista, que entiende la “reticencia” que pueden tener los ciudadanos a la hora de acudir a un espectáculo en directo por el coronavirus, ha afirmado que están trabajando para que el público sienta “tranquilidad” porque “todo se hace con muchísimo cuidado, con mucho mimo”.

   “Un espacio como un teatro es 100% seguro, estamos 60 minutos con una mascarilla, sentados y mirando hacia delante. En metro, autobús o en avión hay más probabilidades de contagiarse que en un teatro”, ha defendido.

   Precisamente, Carmona ha incidido en que el mundo de la cultura “lo está haciendo para que sea seguro” acudir a los espectáculos. “La cultura está en nuestro ADN, el alma del ser humano necesita cultura, por mucho miedo que tengamos no va a pasar nada“, ha dicho.

   El jurado ha propuesto la concesión del Premio Nacional de Danza 2020 a Jesús Carmona “por la profundidad de su trabajo creativo en el que la investigación arranca del respeto a la tradición e innova con destreza reflexiva convirtiendo en material coreográfico un rico repertorio de experiencias”.

   Asimismo, han destacado “la constante búsqueda de su esencia creativa”, así como “su personalidad y marcado carácter como intérprete”. “Todos estos rasgos quedan claramente patentes en sus últimos espectáculos ‘Impetu’s’, ‘Amator’ y ‘El salto’“, concluyen.

   El bailaor ha recibido este galardón con “muchísima ilusión” ya que es un reconocimiento otorgado por compañeros a los que respeta mucho “a nivel profesional y personal”. “De alguna forma quita un poco las hojas secas del camino para seguir luchando y da impulso a seguir creyendo en mi forma de trabajar”, ha comentado.

   Por su parte, Iratxe Ansa ha sido reconocida por “su dimensión como intérprete, que la hace brillar más allá de su trabajo puramente físico” y “por la maestría con la que alimenta el cuerpo para trascender la técnica en una constante y versátil evolución”.

   El jurado ha destacado asimismo “el tratamiento coreográfico de sus interpretaciones, abordadas desde una profunda investigación escénica, rasgos que definen su personal concepción de la danza y la creación y que quedan reflejados en sus recientes trabajos, ‘Travellus'(2018) y ‘Dog talks’ (2019)”.



Source link