SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) –

Ángela Aguilera, una de las diputadas expulsadas del grupo parlamentario de Adelante Andalucía y dirigente anticapitalista, ha insistido este jueves en que “con la ley en la mano” ni ella ni sus siete compañeros expulsados, entre ellos Teresa Rodríguez, son tránsfugas; al tiempo que ha lamentado que IU “haya quedado para hacerle trabajo a Pablo Iglesias y al Podemos de Madrid” en un “intento de acabar y hacer claudicar a una organización que no se pliega a los intereses del PSOE, que pretende mantener su independencia para defender los intereses de Andalucía y que es una voz molesta en el Parlamento”.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Aguilera ha rechazado que el líder andaluz de IU, Toni Valero, se “arroje” la decisión de que este grupo de diputados sean tránsfugas, una acusación que niega tajantemente. “Valero no puede demostrar en ningún momento que el grupo de Adelante haya tenido una sola votación contraria, discrepante”, ha agregado.

“No somos tránsfuga con la ley en la mano, para que fuéramos tránsfugas teníamos que haber quitado un gobierno y poner otro rompiendo la disciplina de voto de nuestro grupo parlamentario o bien haber votado contrariamente y eso no ha ocurrido”, ha insistido la ya diputada no adscrita, que ha afeado a IU que haya actuado así “para intentar expulsarnos de la vida política andaluza”.

Tras criticar que IU haya actuado “con nocturnidad y alevosía” y con formas “poco legales”, Aguilera ha defendido que lo ocurrido es “un disparate jurídico desde cualquier punto de vista”, así como “una operación en la que intentan quitarnos de en medio para que no haya ningún obstáculo para configurar Unidas Podemos en el sur y un pacto que se pueda repetir en Andalucía pero con una fuerza política servil y plegado a los intereses del PSOE”.

No obstante, la exportavoz adjunta de Adelante se ha mostrado esperanzada en que la Mesa del Parlamento acepte el escrito de reconsideración que han elevado los ocho diputados afectados, “se restituya la legalidad y nos devuelvan nuestros derechos constitucionales, que están siendo pisoteados en una situación muy grave desde el punto de vista democrático”.

AL TC Y MEDIDAS CAUTELARES

De lo contrario, ha asegurado que recurrirán la decisión al Tribunal Constitucional (TC) y pedirán medidas cautelares, así como están planteándose presentar recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, si bien señala que “el problema estriba en que si nuestros derechos no son restituidos, mientras el TC dirime, tendremos nuestros derechos absolutamente pisoteados del punto de vista democrático”.

Aguilera, que ha lamentado que a día de hoy no tiene “ni donde de sentarse en el Parlamento”, hace hincapié en que todo esto es “atropello democrático” y confía en el estado de derecho “para que se restituya la legalidad y para que esto no sea más que un mal sueño”.

Igualmente, tras la salida de Teresa Rodríguez de Podemos pactada con Iglesias, Aguilera ha lamentado que aunque la andaluza ha intentado contactar con el vicepresidente, “la respuesta ha sido el silencio”, toda vez que le ha urgido a “cumplir su palabra”. Y es que, como ha abundado, lo ocurrido ha sido “una aberración” más cuando los expulsados de Adelante “recibimos la expulsión de Podemos después de la Mesa del Parlamento” que aceptó su salida del grupo parlamentario. “Es un despropósito desde cualquier punto de vista”, ha apostillado.

Lamenta que la Mesa del Parlamento no ha contrastado la acusación de transfugismo “y nos ha dejado en esa indefensión”, para incidir en que con este asunto “el prestigio de la institución también está en cuestión” o que el Parlamento “no tiene por qué estar en la vida ordinaria y política de una organización” que en este caso se origina en que “IU ha cambiado su postura” respecto a los principios con los que nació Adelante: sujeto político andaluz, no pactar con el PSOE y ser muro de contención frente a la derecha.



Source link