MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) –

Izquierda Unida ha denunciado este viernes la “agresión ilegal” que supone la decisión de Marruecos de desplegar militares en la zona de Guerguerat, fronteriza con Mauritania, y ha resaltado que esta acción además “viola las fronteras establecidas” con el Sáhara Occidental y los acuerdos de paz.

En un comunicado, la Comisión de Internacional de IU ha trasladado su “máxima preocupación” y su “alerta” por la situación creada en la zona de Guerguerat y ha advertido ante la posibilidad de un nuevo conflicto armado y la desestabilización regional.

“Hacemos un llamamiento a Naciones Unidas y a la MINURSO (la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental) para que intervengan de forma inmediata, restablezcan el control de la situación según su mandato y se impulse de forma rápida el referéndum de autodeterminación largamente aplazado, que era la razón de ser de su presencia en la zona”, ha señalado en un comunicado.

En este misma línea, ha llamado al cumplimiento de las resoluciones de la ONU, al cese de los enfrentamientos y al restablecimiento “inmediato” del alto el fuego “para que este incidente no derive en un conflicto mayor”.

Asimismo, desde IU han trasladado “todo” su apoyo y solidaridad al pueblo saharaui y al Frente Polisario “ante esta nueva agresión” y han reiterado su defensa del “derecho irrenunciable a la independencia y la autodeterminación”.

Las Fuerzas Armadas de Marruecos se han desplegado en la zona de Guerguerat para garantizar la libre circulación tras semanas de bloqueo por parte de activistas saharauis y de “provocaciones” atribuidas desde Rabat al Frente Polisario, que por su parte ha avanzado que ha comenzado a “responder” a esta “agresión directa” y habla ya de “guerra”.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Marruecos ha anunciado en un comunicado que tras el bloqueo efectuado por “unas 60 personas” y, dada la limitación que ha supuesto para la circulación a través de este paso –considerado “ilegal” por el Polisario–, se ha establecido un “cordón de seguridad” desde este jueves por la noche.

La operación, según el Ejército, “no es ofensiva ni tiene intención bélica”, de tal forma que se pretende “evitar todo contacto con personas civiles y no recurrir a las armas salvo en caso de legítima defensa”, según reza el comunicado recogido por la agencia de noticias oficial MAP.

El Frente Polisario, que gobierna la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), ya denunció el lunes el envío de fuerzas de Marruecos a la zona, anticipando el inicio de “una nueva guerra total en la región”, y este viernes ha alertado de que la nueva operación representa una violación “deliberada” del alto el fuego.

En este sentido, considera que el envío de tropas a través de tres rutas al este del paso de Guerguerat para reprimir a civiles que “se manifestaban pacíficamente” constituye “una agresión directa contra el pueblo saharaui”, que se sitúa a partir de ahora “en la posición de legítima defensa de la soberanía e integridad territorial de la RASD”.

“El Ejército Popular de Liberación Saharaui ha comenzado a responder con la firmeza requerida a este incumplimiento y a la marcha hostil marroquí”, ha informado el Polisario en una nota.

Los incidentes son los de mayor gravedad desde 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Polisario. Tanto Marruecos como los saharauis enviaron fuerzas armadas a la zona, si bien se retiraron tras la intervención de la ONU para evitar una escalada.

Guergarat se encuentra bajo control de Marruecos y es el principal puesto fronterizo con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como ‘tierra de nadie’, mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio y que así lo recoge el acuerdo de alto el fuego firmado por ambas partes en 1991.



Source link