CÓRDOBA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) –

La portavoz de Educación de IU Andalucía, la cordobesa Ana Naranjo, ha pedido este martes al Gobierno andaluz de PP y Cs “que escuche a la comunidad educativa y a los sindicatos, que están denunciado que las clases hayan arrancado de manera presencial, en plena ola de frío y sin más medios contra el covid-19 que mantener las ventanas abiertas”.

Según ha señalado Naranjo en un comunicado, el Gobierno andaluz “está obligándoles a elegir entre la prevención de contagios o el frío, pese a que tiene la obligación de velar por la salud de escolares, docentes y personal laboral”.

Esto, según ha opinado, es consecuencia de la “falta de previsión y de propuestas” por parte de la Consejería de Educación, que “no adopta ninguna medida que resuelva estos problemas y que se limita a esperar que pase” el temporal de frío “y a recomendar a los niños que se abriguen”.

La también parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía ha señalado que “en la actualidad son muchas las zonas de la provincia de Córdoba donde no se están garantizando unas condiciones adecuadas para el desarrollo de una enseñanza presencial”.

De hecho, “estos días se están registrando temperaturas bajo cero en la provincia de Córdoba, especialmente en la Sierra y Los Pedroches, que han llevado a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a activar el aviso amarillo por bajas temperaturas”. Estas condiciones, según ha defendido Naranjo, son “incompatibles” con una enseñanza de calidad y con el bienestar de la comunidad educativa.

Así lo han manifestado también varias AMPA de la provincia cordobesa, entre ellas AlAndar, del CEIP Hernán Ruiz, cuyo portavoz, Antonio Bueno, ha criticado que Educación “se escude en la autonomía de los centros, que es de carácter meramente académico, para pretender que solucionen las adversidades” a las que se enfrenta la comunidad educativa estos días. Para Bueno, la Junta “no puede desentenderse de sus competencias”, ni pretender “salir de esto sin gastar, puesto que la educación es inversión”.

Bueno ha hecho extensiva esta denuncia pública al gobierno municipal de PP y Cs en Córdoba, al que una serie de AMPA de la ciudad han trasladado varias solicitudes de reunión con la Delegación de Educación, para saber “en qué se van a invertir los fondos de remanentes prometidos para los centros educativos”.

Estas peticiones han obtenido “la callada por respuesta”, según ha precisado, por su parte, la concejal de IU en el Ayuntamiento de Córdoba, Amparo Pernichi, quien ha señalado que esta actitud del gobierno local “va en la línea de lo que venimos observando desde el inicio de su mandato, que se caracteriza por tomar decisiones de espaldas a la ciudadanía y sin contar con la oposición ni con las asociaciones y colectivos”.

De hecho, Pernichi ha recordado que el destino de los 17 millones de superávit municipal, aprobado por consenso desde el 30 de noviembre, contemplaba 700.000 euros para climatización de los colegios públicos de Córdoba, pero, “a día de hoy, no sabemos el destino de esos fondos”, pese a que “solicitamos el listado de esos proyectos y se nos dijo que se facilitaría esa información de manera inmediata”.



Source link