MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) –

Izquierda Unida (IU), que es una de las acusaciones populares en el juicio que arranca este lunes por la presunta financiación de las obras de la sede del PP nacional con dinero de la llamada ‘caja B’ del partido, ha apuntado este jueves que espera que esta vista oral “sirva para constatar de forma fehaciente las continuas irregularidades y su relevancia penal en la financiación del PP.

En un comunicado, recuerdan que esperan que se dé una “plena cooperación con la justicia” de los acusados durante las sesiones del juicio, y explican que el camino hasta llegar a este punto, ocho años, ha sido “arduo y duro”. “Tiempo en el que esta acusación ha sido impulsora de la investigación, en todos sus planos, tanto en la pieza que ahora va a juicio como la que aún se instruye en el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional”, añaden.

Al hilo, sostienen que IU fue la que puso la querella original en 2013 “mientras la Fiscalía se había limitado a abrir meras diligencias de investigación, sin valor judicial”, por lo que indican que su acción fue “fundamental para que se abriera una verdadera investigación por parte de la justicia”.

“De la misma forma –señalan desde el equipo jurídico–, esta acusación no ha cejado en impulsar la investigación de los delitos de cohecho, incluyendo en su querella y posterior ampliación a una treintena de empresarios pagadores del PP. Esta línea de investigación ha quedado recogida con renovado impulso instructor por parte del Juzgado Central de Instrucción número 5, donde esperamos importantes avances en las próximas fechas”.

CUESTIONES PREVIAS DEL JUICIO

Por otro lado, indican que la vista arranca el lunes con las cuestiones previas planteadas por las defensas, y apuntan que las consideran “improcedentes” porque alguna de ellas planteará la prescripción de los delitos, “situación que en modo alguno se produce respecto de los delitos enjuiciados”.

Sobre otro de los argumentos que posiblemente salgan al inicio de la vista, la supuesta vulneración de los derechos fundamentales que alega la defensa del que fuera tesorero del PP, Luis Bárcenas, valoran que “la sociedad española ha podido asistir con luz y taquígrafos a la instrucción rigurosa que se realizó en su momento, por lo que no puede prosperar la cuestión alegada”.

Desde IU también señalan que la alegación de que es improcedente que actúen en el juicio varias acusaciones populares “carece de base legal” y recuerdan que además es una cuestión ya resuelta de forma reiterada por los tribunales de justicia.

“Estas alegaciones chocan con la realidad de unas acusaciones populares que han impulsado este proceso de forma activa y leal, cumpliendo con el valor constitucional que tienen encomendado”, apostillan.



Source link