Diego Crespo | El 17 de Febrero, día Europeo contra la Pobreza Energética, y un buen número de personas de ciudades como Granada, Almería, Sevilla, Madrid o Barcelona han salido a la calle a protestar para que nadie en todo el estado tenga problemas para acceder a un derecho como es la energía eléctrica, (sin importar los recursos económicos), que de una vez por todas los gobiernos (ya sea municipal, autonómico o estatal) defiendan los intereses de las personas frente a las grandes empresas de energía como Endesa, Naturgy o Iberdrola. Hablando claro, que los gobiernos cumplan los derechos humanos que defiendan y se pongan de parte de la gente normal de a pie frente a empresas con beneficios multimillonarios y que al final son un oligopolio. A esto hay que sumarle otra situación que se da en muchas ciudades del estado que son los famosos cortes de luz (que no es otra cosa que dejar sin luz a mucha gente por la incompetencia de la empresa suministradora), que se hicieron famosos cuando aparecieron en las noticias los que se producían en La Cañada Real en Madrid, pero que ya se venían produciendo en muchos barrios de otras ciudades.

En Almería los cortes de luz por el mal hacer, la ineficacia de Endesa y el mal estado de la red eléctrica (¿a qué destinan el complemento de la factura para mantenimiento de la red eléctrica?) se vienen produciendo en varios barrios de la ciudad como La Chanca, El Puche, Piedras Redondas o el barrio de Los Canos en Vícar. Los vecinos y vecinas de estos barrios también han salido a la calle este miércoles 17 de febrero para pedir que les dejen vivir en paz que no les corten la luz por la ineficacia de una empresa, Endesa, que tiene miles de beneficios al año pero que no presta el servicio de manera adecuada a los vecinos y vecinas de estos barrios.

En Almería el sitio donde vivo, desde hace más de 4 años se vienen produciendo cortes de luz que es otra manera perseguir y maltratar a algunos barrios de mi ciudad, los barrios principalmente afectados son La Chanca, El Quemadero, El Puche o Piedras Redondas, barrios de gente humilde, trabajadora que se buscan la vida para poder vivir de forma tranquila y digna como hacemos la inmensa mayoría de la gente, aquellos que digan lo contrario es que tienen algo que esconder o que no conocen la realidad de estos barrios. Desde aquí les propongo a aquellas personas que tienen dudas o certezas de lo que sucede que me acompañen a las reuniones para hablar de los cortes de luz que se producen en el barrio de La Chanca, en la AVV La Traiña, para que vean quienes en realidad son los afectados de la desidia, la mala gestión de Endesa y el abandono de las administraciones públicas que no quieren acabar con los cortes de luz del barrio. ¿Cuál es el motivo real para no terminar de una manera definitiva con los cortes de luz en Almería? ¿Qué explicación tienen estos cortes de luz? ¿Por qué no se resuelven? ¿Qué intereses económicos hay detrás de estos cortes de luz? Esto se preguntan miles de vecinos y vecinas de Almería desde hace más de 4 años.

En el barrio de La Chanca, un grupo de vecinos y vecinas irreductibles sigue resistiendo los atropellos de Endesa, que de manera incomprensible les deja sin luz o se producen bajadas de tensión que impiden que las vecinas y vecinos tengan energía eléctrica mientras el contador sigue en funcionamiento (esta situación la reconoció Endesa en una reunión con los vecinos y vecinas), una empresa con miles de beneficios que desde hace más de 4 años deja sin luz y estafa a una parte del barrio. Estas vecinas y vecinos no se han rendido en ningún momento, se han organizado para frenar los abusos de la empresa, les han exigido a las administraciones públicas y a sus representantes que cesen los cortes de luz, que hagan su trabajo que no es otro que defender los intereses de los vecinos y vecinas del barrio frente a una empresa multinacional que les roba, si Endesa les lleva robando a los vecinos y vecinas de la chanca desde hace mas de 4 años. Las vecinas y vecinos se han manifestado durante muchos días (desde 2017 de forma intermitente), hiciera frio o calor, en la puerta del Ayuntamiento, de la Delegación de la Junta de Andalucía o de la Subdelegación del Gobierno para exigir que sus representantes, los que van a su barrio a pedirle el voto cada 4 años, aquellos que deben defender sus derechos lo hagan frente a Endesa que es una empresa privada, ¿Y qué ha sucedido? Pues que, en el Ayuntamiento, la Delegación del Gobierno de la Junta o la Subdelegación de Gobierno se ponen de parte de Endesa, si los que nos gobiernan (da igual el partido) se ponen de parte del ladrón que es Endesa. Las vecinas de La Chanca no solo se han concentrado o se han manifestado durante estos más de 4 años, sino que también se han reunido con el Delegado o Delegada de la Junta, con el Subdelegado del Gobierno (ya sean del PP o del PSOE) e incluso con Endesa para buscar una solución aunque el resultado no ha sido el deseado y los problemas de cortes de luz se siguen produciendo y ampliando en el barrio. Parece que en esta parte se me ha olvidado el Ayuntamiento de Almería, pero no, el alcalde de Almería sigue escondido no ha recibido a los vecinos y vecinas de La Chanca, a pesar que en múltiples ocasiones le han solicitado una reunión, el alcalde de Almería mira para otro lado, se esconde, tiene miedo de enfrentarse a sus vecinas y vecinos. Lo peor de todo es que le hace el trabajo sucio a Endesa, junto con el Subdelegado del Gobierno y la Delegada de la Junta intentando criminalizar a las vecinas y vecinos del barrio.

El barrio de El Puche es uno de los barrios de Almería más castigados por las administraciones, da igual la que elijamos todas miran para otro lado, cuando llegan las elecciones muchos van a pedir el voto pero durante el periodo entre elecciones criminalizan al barrio y lo señalan. Desde hace varios años se vienen produciendo cortes de luz en diferentes partes del barrio, muchas vecinas han tirado de generadores eléctricos para tener luz en sus casas o negocios. En estos años varias veces las vecinas y vecinos de El Puche han salido a protestar por los cortes de luz, si bien es cierto que ha sido de manera intermitente, pero hace 4 meses un grupo de vecinas y vecinos se hartó de no tener luz en sus casas. Llevan 4 meses sin luz, lo que implica que no pueden tener una vida con normalidad, no pueden hacer nada en sus casas, no pueden ducharse con agua caliente no pueden tener alimentos en el frigorífico, no pueden ver la tele o cargar los móviles, no pueden tener acceso a internet, ¡imagínense 4 meses sin luz! A estos vecinos y vecinas no les ha quedado otra que autoorganizarse y ya llevan una semana, concentrándose en la puerta de la Delegación de la Junta de Andalucía y de la Subdelegación del Gobierno, exigiendo que alguien haga algo por ellos y ellas y ponga firme a la empresa Endesa. A estas concentraciones por ejemplo, acuden Fernando y Encarnación. Lo hacen porque “ tenemos un servicio y una potencia contrata pero por los contadores entra menos potencia de la contratada y no nos da ni para poner la lavadora, además cada 3 o 4 días se va la luz y tardan varios días en arreglarlo eso si la factura de la luz la pasan sin problema” en palabras de Fernando, mientras que Encarna nos cuenta la situación de su hijo enfermo “mi hijo tiene una enfermedad rara y la silla eléctrica que tiene que usar no se puede cargar así que lleva 4 meses sin salir, está empezando a deprimirse por no poder ni siquiera salir a la calle”.

Los barrios de El Puche y La Chanca son dos ejemplos de autoorganización de barrios en Almería en la lucha contra los cortes de luz y el abuso de las eléctricas, en este caso Endesa, pero hay algunos barrios más de la ciudad en los que se producen cortes de luz como El Quemadero o Piedras Redondas, que en otros momentos se han organizado para intentar acabar con esta situación tan injusta. Ahora están parados pero seguro que volverán a salir a la calle para organizarse y exigir sus derechos.

Que muchas familias no tengan acceso a energía eléctrica en todo el estado muestra la calidad democrática del sitio donde vivimos, sin energía eléctrica se pone en peligro la salud de muchas personas, durante el invierno es imposible calentarse y el verano se hace eterno y asfixiante, mantener los alimentos en el frigorífico es un imposible o informase de cuál es la situación de la pandemia que vivimos durante el confinamiento era harto difícil, porque durante el confinamiento también se produjeron cortes de luz. Si ya fue duro el confinamiento en condiciones de normalidad imaginaros sin luz casi todo el día. Los vecinos y vecinas de El Puche y La Chanca denunciaron a la fiscalía de Almería esta situación y a que no adivináis que hizo la fiscalía, pues se puso de parte de Endesa y archivó la denuncia.

¿Por qué cuento esto en estos días? Hace un mes aproximadamente,se puso en marcha una plataforma estatal contra los cortes de luz cuyo primer acto de protesta ha sido concentraciones por el Día Europeo contra la Pobreza Energética, una plataforma de este tipo nos muestra la capacidad de la gente de los barrios más humildes, pero a la vez más castigados por los gobiernos de cualquier tipo de organizarse para defenderse ante las injusticias. La auto organización de los vecinos y vecinas que sufren cortes de luz de muchos barrios ya era un hecho desde hace mucho tiempo y solo faltaba una chispa que los uniera para juntar sus voces y pedir justicia.

Lo que reivindican las personas que viven en barrios donde se producen cortes de luz es la cosa más sencilla del mundo, es que les den energía eléctrica para poder llevar a cabo una vida normal. Lo que revindican las personas que por el alto precio de la luz no pueden pagarla o les supone un sobre esfuerzo económico que deja su economía todos los meses tiritando, es tener energía eléctrica para vivir con dignidad y con la máxima normalidad que nos deja este sistema económico despiadado con las más débiles y sumiso con los poderosos.

La energía eléctrica es un derecho humano básico imprescindible para vivir con dignidad por ello debe ser un bien común básico bajo control democrático y no puede estar en manos de grandes multinacionales que solo piensan en hacer negocio y en sus enormes beneficios económicos. En este punto es donde hay que combinar lo que piden los vecinos y vecinas de los barrios de Almería, Granada o Barcelona con lo que reclamamos muchos militantes y organizaciones de izquierdas como es la nacionalización de las eléctricas, yo al menos no lo escondo en mi programa está la nacionalización de las eléctricas. Antes de ponernos a pedir la nacionalización de las eléctricas toca reunirse y organizarse con la gente, trabajar con ellas y ellos en el día a día, gestionar juntos y juntas las desilusiones cuando las administraciones no les hacen caso o se repiten de nuevo las falsas promesas, acompañarlos en las numerosas reuniones aunque solo sean para desahogarse ante la falta de luz de un día tras otro o alegrarse juntos y juntas cuando pasan algunos meses sin cortes de luz. El reto que los militantes o las organizaciones de izquierdas tenemos no es otro que potenciar la auto organización de los vecinos y vecinas de los barrios más olvidados y castigados de nuestros pueblos y ciudades para que la gente se reúna en torno a sus demandas, trabajar con la gente desde una perspectiva impugnadora de todo para no dejarle espacio al desánimo, la decepción o la extrema derecha

En los últimos meses al tema de los cortes de luz y la pobreza energética se le está dando mucha publicidad, pero son situaciones que pasan desde hace varios años y mucha gente lleva gritando contra esta injusticia en el desierto bastante tiempo. Ahora toca no parar, no rendirse, seguir organizados, seguir reivindicando que queremos un derecho como es tener energía eléctrica para poder vivir con la normalidad, seguir denunciando los abusos de las multinacionales eléctricas con la complicidad de unos gobernantes que solo se miran el ombligo.





Source link