Si te resulta fascinante ver cómo corre sobre el agua el lagarto basilisco, entonces este robot anfibio te va a gustar: imita la técnica de este animal para moverse sobre el agua a gran velocidad.

¿Has visto alguna vez cómo corre el lagarto basilisco sobre el agua? Este animal tiene unos lóbulos dérmicos en las patas traseras que aumentan su superficie de apoyo, lo que le permite desplazarse sobre el agua cuando van muy deprisa para escapar de un peligro.

Un equipo de ingenieros de la Universidad Ben-Gurión del Négev (Israel) se ha inspirado en esta asombrosa cualidad del lagarto basilisco para diseñar un robot anfibio que, al igual que esta criatura, pueda correr sobre el agua a gran velocidad. 

El autómata se llama AmphiSTAR y se trata de un pequeño dispositivo que tiene el tamaño de la palma de una mano. El objetivo de sus desarrolladores era permitir que el robot se pudiera mover con soltura en terrenos accidentados, tanto secos como húmedos.


Para diseñar un sistema motriz óptimo, el equipo de investigadores puso la vista en la naturaleza. Los seres vivos son una fuente de inspiración inagotable para los ingenieros, puesto que nuestro planeta está habitado por infinidad de criaturas que han evolucionado durante millones de años para especializarse en realizar diversas tareas.

En concreto, el sistema motriz del AmphiSTAR ha tomado detalles tanto de las cucarachas como del lagarto basilisco. Está equipado con cuatro ruedas que a su vez están formadas por cuatro hélices, que se pueden inclinar mediante un mecanismo de expansión. 

Cuando el robot está en el suelo, las hélices funcionan como ruedas, mientras que cuando se encuentra en un medio acuático, se comportan como aletas. Gracias a esto, puede correr sobre el agua como el basilisco. Además, también tiene dos tanques de aire que le permiten flotar para no hundirse cuando su velocidad se reduce.


La empresa Gaumard ha presentando recientemente a Pediatric HAL, un hiperrealista e inquietante robot que habla, sangra, llora, y puede expresar todo tipo de emociones. Ha sido creado para que los estudiantes de medicina practiquen con él.

El prototipo experimental es capaz de moverse sobre grava, hierba y hormigón a una velocidad de 3,6 metros por segundo, y corre sobre el agua a 1,5 metros por segundo.

“El AmphiSTAR utiliza un mecanismo de expansión inspirado en las cucarachas y está diseñado para correr sobre el agua a altas velocidades, como el lagarto basilisco”, explica el Dr. David Zarrouk, director del trabajo. “Prevemos que este robot se puede utilizar para aplicaciones agrícolas, así como de búsqueda, rescate y excavación, donde se requiera gatear y nadar”.

[Fuente: EurekAlert!]





Source link