Cuando empezamos una rutina para adelgazar y quemar grasa, la primera pregunta que surge es ¿qué debo y qué no debo comer? o ¿cuánto ejercicio debo hacer? Muchos creen que adelgazar es sinónimo de castigarse muchas horas en la cinta de correr o en la bicicleta estática y vivir solo de cenas y comidas basadas en lechuga, tomate y poco más. Mucho ojo, perder peso no es ni mucho menos sinónimo de pasar hambre y no poder disfrutar de los alimentos que nos gustan. Al principio puede resultar una tarea difícil (en esta información te mostrábamos las tres claves para perder grasa de forma eficaz), pero luego descubrirás que ingieres alimentos sabrosos y diferentes que, además, son saludables. Lo primero que tienes que tener muy claro es que tienes que acabar con la bollería industrial y los alimentos procesados (en esta noticia te hablábamos de el único producto que debes desterrar de tu dieta para perder cinco kilos de peso en un mes).

Todos los expertos en nutrición coinciden en que el sueño es un factor tan importante como comer bien o hacer ejercicio a la hora de seguir una rutina de adelgazamiento. En esta época que vivimos de horarios cambiantes, resulta difícil para muchos establecer una rutina continúa del día a día para organizarse. Si eres una de estas personas, no te preocupes. La clave para adelgazar mientras se duerme no consiste en acostarse a una hora concreta, sino en dormir un determinado número de horas.

Los expertos recomiendan que, como mínimo, debemos tratar de conciliar el sueño durante un mínimo de 7-8 horas. La clave para ello es tratar de acostarnos antes y, además, cenar pronto para poder hacer mejor la digestión. Y la otra duda, a qué hora debemos cenar. Los expertos en nutrición recomiendan tomar la última comida del día entre las 19.00 y las 20.00, así nuestra digestión se iniciará antes y podremos irnos a la cama sin esa sensación de pesadez en el estómago (también se recomienda acostarse pronto para dormir un mínimo e ocho horas).

Lo importante es saber qué comer y cuanta cantidad. Por ello, aquí te mostramos cómo debes realizar tu cena saludadle y que alimentos debes tomar. Según explica “el rincón del deportista” desde su cuenta oficial de Instagram “si no comes bien en la cena vas a quedar con hambre y no vas a descansar bien, y el descanso es fundamental, así que piénsalo bien antes de acostarte con hambre”. “Hay personas cenando solo una galleta o una barra de proteína para perder grasa y es lo menos que logran”, explican. Lo que recomiendan es añadir fuentes de proteínas dado que durante el sueño (aquí te mostrábamos la clave para perder peso durmiendo), 8 horas aproximadamente, el cuerpo descansa y se recupera el tejido musuclar tras el entrenamiento. Por lo tanto, lo recomendable es comer pollo, pescado, atún, lomo de cerdo, huevos, queso ricotta, carne de res y hummus.

También es muy importante el incluir vegetales como lechuga, pepino, tomates, cebolla, berenjena, brócoli, calabacín, coliflor, zanahoria, espinaca, espárragos (aquí puedes descubrir seis alimentos que sacian mucho y no engordan nada: muy nutritivos y perfectos para perder peso)



Source link