Tal como decía el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo en el Congreso de los Diputados, las cifras de las víctimas en Gaza son “estremecedoras” y aunque reconocía el derecho de Israel a proteger a sus ciudadanos debería estar condicionado por “el principio de proporcionalidad y el respeto a la protección que merecen los civiles, que no es sino una manifestación del derecho internacional humanitario”.

Pues ese mismo día la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (JIMDDU) aprobaba “paralizar cautelarmente” las ventas de material militar a Israel con vistas al conflicto abierto en Gaza.
Esta medida sin precedentes, que se revisará en septiembre, supone un acto de valentía política por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, que desde un primer momento se ha posicionado en contra de los ataque israelíes contra Palestina.

Esta semana el Ministerio de Exteriores condenaba el ataque a la escuela de Naciones Unidas donde estaban los refugiados palestinos de los que murieron 16, además de exigir al gobierno de Netanyahu que respete la obligación de evitar daños a la población civil y urgir a la ONU a que establezca una tregua que permita firmar una paz duradera.

Amnistía Internacional ha felicitado al Gobierno español por su decisión y propone que otros países hagan lo mismo “hasta la imposición de un embargo por parte de la ONU”. También ha vuelto a llamar la atención de Estados Unidos “principal suministrador de armas de Israel” y de Irán por haber “suministrado asistencia técnica sobre fabricación de armas a Hamás en Gaza”.

Aunque la noticia sea de agradecer, no hay que olvidar que el gobierno español sí que ha vendido armas a Israel durante el año 2013. Con valor de 4,9 millones de euros, España proporcionó componentes de pistolas deportivas, componentes de un misil para el Ejército de Tierra, vehículos todoterreno, espoletas de granadas, sistemas electroópticos de morteros y un prototipo de un sistema de dirección de tiro.

De hecho, el año pasado las ventas de armamento al estado israelí llegaron a su punto más alto desde que en los años 90 comenzase a haber una subida progresiva del material armamentístico vendido.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.